Cortes en el centro: organizaciones de izquierda marcharon por reclamos de fin de año

Paula Rossi
·2  min de lectura

La Avenida 9 de Julio, a la altura del Obelisco, se vio cerca del mediodía colmada de manifestantes de organizaciones de izquierda, que marcharon "contra el ajuste" y para solicitar "un bono compensatorio de fin de año". Ya entrada la tarde, las más de diez agrupaciones que participaban del reclamo se trasladaron hacia Plaza de Mayo. Allí realizarán un acto y finalizarán con la medida por hoy, aunque advirtieron para LA NACION que "sigue el plan de lucha".

Según indicaron a LA NACION fuentes del Ministerio de Desarrollo Social, se acordó "reprogramar el cronograma de entrega de alimentos" con los representantes de los movimientos sociales, que fueron recibidos por funcionarios del área de Asistencia Crítica de la Secretaría de Articulación de Políticas Sociales y de la Secretaría de Inclusión Social de la cartera.

Axel Kicillof aseguró que evalúa "medidas complementarias" para reemplazar al IFE

A través de una nota de prensa, las organizaciones que impulsaron la medida -dentro de ellas el Polo Obrero, el MTR Histórico, el Bloque Piquetero Nacional, entre otras- pidieron un bono de 15.000 pesos para trabajadores y jubilados "que compense la pérdida de poder adquisitivo de este año y permita una mejora en los ingresos". También solicitaron "un salario igual a la canasta familiar y una jubilación igual a la canasta de la tercera edad".

A su vez, mostraron disconformidad con la eliminación del IFE y el recorte en el ATP. En cuanto a ello, consideraron que "agravará la situación que no solo no se ha superado, sino que se vuelve dramática ante los gastos de las fiestas de fin de año".

También dijeron que el presupuesto que aprobó el Congreso y la modificación en la fórmula para calcular las jubilaciones"muestran a las claras que vamos a un ajuste a la medida del Fondo Monetario Internacional", en alusión a la negociación que llevará adelante el Ejecutivo nacional con el organismo, por la deuda.

Además, mencionaron "un diciembre inviable para millones de trabajadores y trabajadoras que ya están debajo de la línea de pobreza y [para] cuatro millones de indigentes, que no pueden ni comer", e insistieron: "Para millones, el trabajo no ha sido recuperado ni mucho menos, sencillamente porque la recesión es brutal y no hay trabajo, ni changas, luego de la pandemia y de la crisis mundial".