CorteIDH ordena proteger a familia de una mujer trans asesinada en Honduras

Agencia EFE
·2  min de lectura

San José, 12 nov (EFE).- La Corte Interamericana de Derechos Humanas (CorteIDH) ordenó este jueves al Estado de Honduras que aplique medidas de protección para la familia de Vicky Hernández, una mujer trans asesinada en 2009.

La CorteIDH, que lleva a cabo una audiencia virtual por el caso este miércoles y jueves, acordó por unanimidad adoptar medidas provisionales en favor de la familia de Hernández y de la organización Red Lésbica Cattrachas, que ejerce como representante de la víctima en el proceso.

"La Corte Interamericana, por unanimidad, ha adoptado medidas provisionales y ha resuelto requerir al Estado que adopte inmediatamente todas las medida para proteger el derecho a la vida y a la integridad personal de los familiares de Vicky Hernández y los miembros de la organización Cattrachas", dijo en la audiencia el secretario de la CorteIDH, Pablo Saavedra.

Esta resolución, que será notificada a las partes por escrito en las próximas horas, se emitió tras una denuncia hecha este mismo jueves por la organización Cattrachas durante la audiencia por el caso.

La organización denunció que el miércoles, en momentos en que se llevaba a cabo la audiencia, la madre de Vicky Hernández recibió una llamada de un funcionario de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), lo que calificó como una forma de intimidación.

Además, el miércoles, una persona de Cattrachas recibió insultos y amenazas al salir de las instalaciones de la organización, según la denuncia.

Durante la audiencia, el agente del Estado hondureño, Nelson Molina, reconoció este jueves que un funcionario de la DPI llamó a la familia de Hernández, pero aseguró que el objetivo era ofrecerle apoyo policial.

Vicky Hernández, mujer trans y defensora de los derechos humanos en la organización Unidad Color Rosa, murió de un disparo en la cabeza entre la noche del 28 de junio de 2009 y el día siguiente, en el marco de un toque de queda decretado a raíz del golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Cattrachas han dicho a la Corte Interamericana que el crimen califica como una ejecución extrajudicial en un contexto de violencia sistemática contra la población LGBT (lesbiana, gay, bisexual y trans ) y que tras más de 11 años el caso permanece en la impunidad debido a la falta de diligencia en la investigación.

La audiencia ante la Corte Interamericana concluirá este jueves cuando las partes hayan expuesto sus alegatos finales orales.

Después de concluida la audiencia, las partes tendrán un mes para presentar los alegatos por escrito y a partir de entonces los jueces podrán deliberar y emitir un fallo en cualquier momento.

(c) Agencia EFE