Corte Suprema rechaza bloquear obligación de vacuna en Maine

·2  min de lectura
AMN-GEN CORONAVIRUS-VACUNAS MAINE (AP)
AMN-GEN CORONAVIRUS-VACUNAS MAINE (AP)

La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó una apelación de emergencia presentada por trabajadores de la salud en Maine para bloquear la obligatoriedad de vacunarse contra el COVID-19 que entró en vigor el viernes.

Tres jueces conservadores dejaron constancia de su discrepancia con el fallo. El estado no ofrece una exención por motivos religiosos para los trabajadores de hospitales y residencias de ancianos, que se arriesgan a perder su empleo si no están vacunados.

Solo Nueva York y Rhode Island tienen mandatos de vacunas para sanitarios que carecen de este tipo de exención. Ambas normas están siendo cuestionadas en los tribunales. Un panel de una corte federal de apelaciones ratificó el viernes la norma del estado de Nueva York, rechazando el argumento de los abogados de los doctores, enfermeras y otros profesionales de que no protegía adecuadamente a quienes tenían objeciones de índole religiosa.

Como es habitual en las apelaciones de emergencia, la Corte Suprema no explicó su decisión. Pero el juez Neil Gorsuch explicó en una disensión en su nombre y en el de otros dos conservadores — Clarence Thomas y Samuel Alito — que habría aceptado el pedido de los trabajadores.

“Donde muchos otros estados han optado por exenciones religiosas, Maine ha trazado un rumbo diferente", escribió Gorsuch. “Allí, los trabajadores de la salud que sirvieron en primera línea de la pandemia los últimos 18 meses están siendo despedidos o sus clínicas han sido cerradas. Todo por adherirse a sus creencias religiosas protegidas constitucionalmente. Su situación merece nuestra atención".

La magistrada Amy Coney Barrett destacó en un breve comunicado que estaba de acuerdo con la decisión de la corte de no intervenir para "ofrecer un alivio extraordinario” en un caso que es el primero de este tipo. A su opinión se unió otro conservador, Brett Kavanaugh.

El equipo legal que presentó el recurso prometió que regresará al alto tribunal para presionar para una revisión completa de la causa. “Este caso está lejos de terminar”, afirmó Mat Staver, fundador y presidente del Liberty Counsel.

La gobernadora de Maine, la demócrata Janet Mills, dijo que estaba satisfecha por la ratificación del mandato y añadió que es imperativo que los hospitales “tomen todas las precauciones para proteger a sus trabajadores y pacientes contra este virus letal”.

La Corte Suprema había rechazado antes pedidos de estudiantes de la Universidad de Indiana y de profesores en la Ciudad e Nueva York que se oponían a vacunarse. Tanto la universidad como la ciudad contemplan objeciones por motivos religiosos. Todos los magistrados del tribunal están vacunados.

___

Sharp informó desde Portland Maine. El periodista de The Associated Press Mark Sherman contribuyó a este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.