La Corte Suprema elige nuevo presidente y Horacio Rosatti llega como favorito

·4  min de lectura
Lorenzetti y Rosatti encarnaron las dos posturas de la Corte en el polémico fallo sobre el "dos por uno"
M. Amena

La Corte Suprema se reunirá mañana para elegir a su nuevo presidente. El titular del tribunal, Carlos Rosenkrantz, convocó a una audiencia a las 12 para definir quién será su sucesor y en el Palacio de Tribunales señalan como favorito a Horacio Rosatti, un jurista que viene de la política, con orígenes en el peronismo santafesino.

Hace tiempo que los cinco jueces de la Corte, que está atravesada por intrigas, internas y operaciones cruzadas, abrieron las conversaciones sobre la sucesión, pero decidieron postergar la definición hasta después de las PASO. El jueves de la semana próxima termina el mandato de Rosenkrantz, que llegó a la presidencia hace tres años, en pleno gobierno de Mauricio Macri. Entonces, con el apoyo decisivo de Rosatti, Rosenkrantz puso fin a más de una década de Ricardo Lorenzetti al frente del tribunal.

El número que aparece en las peores pesadillas del Gobierno

Lorenzetti había cosechado avales de la política -a un lado y al otro de la grieta- para volver a la presidencia y conserva ascendencia sobre muchos jueces, pero no reunió los votos necesarios en la Corte. Según informaron a LA NACION fuentes del tribunal, Rosatti tiene el apoyo de Rosenkrantz. También lo votarían Juan Carlos Maqueda y Elena Highton, coinciden en distintas vocalías del cuarto piso del Palacio. Ella podría incluso seguir como vicepresidenta. Pero las intrigas en la Corte son tales que nadie se anima a asegurar el resultado de la votación de mañana. Tan es así que en Comodoro Py circulaba ayer una versión que decía que Lorenzetti, para evitar que el elegido fuera Rosatti, hasta podría darle su apoyo a Rosenkrantz y dejarlo a un voto de la reelección.

La relación entre Rosatti y Rosenkrantz tuvo altibajos y fue mejorando en los últimos meses. El momento de mayor tensión fue cuando Rosatti votó con Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda un fuerte recorte de las atribuciones de la presidencia, que Rosenkrantz acababa de asumir.

Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, durante la audiencia en el Senado previa a sus nombramientos en la Corte
Archivo Fernando Sturla/Télam


Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, durante la audiencia en el Senado previa a sus nombramientos en la Corte (Archivo Fernando Sturla/Télam /)

Aquel recorte de atribuciones limitó mucho el poder del presidente de la Corte, que desde 1990 tenía delegadas fuertes atribuciones de “superintendencia” y concentraba las decisiones administrativas. Rosenkrantz ya no pudo -y tampoco podrá su sucesor- decidir sobre contrataciones en el Poder Judicial por sí solo, como sí lo había hecho Lorenzetti, que concentró un enorme poder. El titular de la Corte hoy no resuelve tampoco en materia de licencias, de renuncias ni de la aplicación de medidas disciplinarias en el tribunal. Ahora, para todo se requiere la firma de al menos tres de los cinco ministros.

El perfil del candidato

Antes de llegar a la Corte, Rosatti fue dirigente del peronismo en Santa Fe, su provincia. Fue el segundo ministro de Justicia de Néstor Kirchner. Asumió ese cargo el 26 de julio de 2004, en reemplazo de Gustavo Beliz, y renunció cuando estaba apunto de cumplir un año al frente del ministerio. No aceptó ser candidato a diputado por Santa Fe y se fue peleado con el entonces presidente. Además, denunció irregularidades en la construcción de cárceles. “No cerraban los precios”, dijo. En aquellos tiempos, el jefe de gabinete de Kirchner era Alberto Fernández. Rosatti también fue procurador del Tesoro, convencional constituyente e intendente de Santa Fe.

Macri lo propuso para la Corte en diciembre de 2015, pero este año cuestionó su actuación en el tribunal y dijo incluso haberse arrepentido de su elección. En su libro Primer Tiempo fue lapidario. “Me arrepiento de haber cambiado a Sesín [Domingo, que según Macri era otro candidato] por Rosatti. Rosatti terminó fallando sistemáticamente en contra de las reformas y la modernización que impulsamos, favoreciendo así el stato quo populista”, dijo el expresidente.

Los jueces de la Corte Rosatti, Maqueda y Lorenzetti
Los jueces de la Corte Rosatti, Maqueda y Lorenzetti


Los jueces de la Corte Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti

Volvió a criticarlo, en términos menos duros, el mes pasado, en una entrevista con Joaquín Morales Solá. “Respeto su calidad y honorabilidad, pero él ha votado siempre con sesgo anticapitalista y creo que no es bueno”, dijo Macri sobre Rosatti.

Siguiendo el consejo de Fabián Rodríguez Simón, Macri nombró a Rosatti y a Rosenkrantz “en comisión”. Aunque luego el Senado les dio su aval, los dos jueces fueron muy cuestionados por haber aceptado llegar así al tribunal.

Pese a que la Justicia está volviendo progresivamente a la presencialidad, fuentes de la Corte dijeron a LA NACION que la reunión de mañana para elegir autoridades se hará por Zoom.

Highton de Nolasco y Rosenkrantz, el martes, en un evento judicial
CIJ


Elena Highton de Nolasco y Carlos Rosenkrantz (CIJ/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.