La Corte Suprema israelí invalida el nombramiento del número 2 del Gobierno

REUTERS - RONEN ZVULUN

La máxima instancia judicial israelí deniega el nombramiento de Arie Dery, responsable de Interior y Sanidad. Benjamín Netanyahu tiene ahora dos opciones.

Arie Dery, ministro de Interior y Sanidad, es un reincidente. En la década de 2000 fue condenado por corrupción. Más recientemente, el año pasado, fue inculpado por fraude fiscal. Para evitar una segunda vez en prisión, llegó a un acuerdo con la justicia: su retirada de la vida política, a cambio de una condena condicional, informa nuestro corresponsal en Jerusalén, Sami Boukhelifa.

Lejos de cumplir su palabra, se presenta a las elecciones legislativas y consigue ser reelegido. En el Parlamento, sus aliados tejieron a toda prisa una ley a medida. Se denomina "ley Dery". En esencia, una persona condenada pero no sentenciada a prisión puede obtener una cartera ministerial.

Este miércoles, la Corte Suprema israelí dictaminó: esta ley queda invalidada. Diez de los once jueces del más alto tribunal del país tomaron la misma decisión: Arie Dery no puede seguir siendo ministro. "La Corte Suprema ha decidido que el nombramiento del diputado Arie Dery para el puesto de Ministro de Interior y Salud no puede ser validado", dijo el tribunal en un comunicado. "El Primer Ministro debe destituirlo", continuaba.

Un peso pesado del Gobierno

No es tan sencillo. Porque Arie Dery es un peso pesado del Gobierno. Es el líder del partido Shass, una formación religiosa ultraortodoxa. Si Benjamín Netanyahu lo destituye, pierde a su principal aliado y su gobierno corre el riesgo de derrumbarse. La consecuencia: la necesidad de celebrar nuevas elecciones. Pero dejarlo en el cargo es ilegal.


Leer más sobre RFI Español