La Corte Suprema dejó firmes los procesamientos de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, acusados de haber espiado a Cristina Kirchner

·4  min de lectura
Majdalani y Arriba
Majdalani y Arriba

La Corte Suprema de Justicia, con el voto de conjueces, convalidó los procesamientos de la cúpula de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Cambiemos, integrada por Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, acusados de haber ordenado espiar a Cristina Kirchner en el Instituto Patria, y estableció que el caso del espionaje ilegal contra políticos, jueces y periodistas siga siendo investigado en los tribunales de Comodoro Py 2002.

La media la dictaron los conjueces Javier Leal de Ibarra (Cámara de Comodoro Rivadavia), Juan Carlos Bozón (Cámara Nacional en lo Penal Económico) y Guillermo Antelo (Cámara Civil y Comercial), ), Ramón González (Cámara de Corrientes) y Mario Leal (Cámara Federal de Tucumán). presidentes de sus tribunales, designados por sorteo, ya que los jueces de la Corte se excusaron de intervenir en el caso.

El Consejo de la Magistratura eligió a sus autoridades y aprobó tres concursos

Los conjueces rechazaron el recurso de Cristina Kirchner para tratar de que la causa regrese a Lomas de Zamora.

columna política
Cristina Fernández de Kirchner en el Acto por la conmemoración de los 100 años de YPF - Créditos: @Rodrigo Néspolo


Cristina Fernández de Kirchner en el Acto por la conmemoración de los 100 años de YPF (Rodrigo Néspolo/)

Los conjueces analizaron 12 recursos (uno de ellos, contra los procesamientos de Arribas y Majdalani por el espionaje a Cristina Kirchner en el Instituto Patria), respecto de decisiones que habían sido confirmadas por la Cámara Federal de la Plata. Al entender que los recursos no estaban dirigidos contra una sentencia definitiva o equiparable, los rechazaron, con lo que quedaron firmes esos procesamientos.

Esa causa se refiere a la actividad de un grupo de agentes de la AFI de Cambiemos que observaron los movimientos de Cristina Kirchner en el Instituto Patria desde un auto y fueron advertidos por la policía. Esa causa, que lleva el numero 5056, corría paralela a un expediente más grande donde el mismo grupo de espías está acusado de realizar tareas de observación y seguimiento sobre medio centenar de políticos, periodistas, gremialistas y jueces.

Las dos causas tramitaron en la justicia federal de Lomas de Zamora, con los jueces juez Federico Villena y Juan Pablo Auge. Pero los recursos de los acusados lograron sacer el expediente de esa jurisdicción y enviarlo a Comodoro Py 2002, pues el espionaje ocurrió en la ciudad de Buenos Aires, donde tiene su sede la AFI.

El juez federal Federico Villena fue apartado hoy del caso de espionaje por la Cámara Federal de La Plata
El juez federal Federico Villena, que tuvo a su cargo causas vinculadas con el espionaje ilegal del macrismo y que hoy investiga el caso del avión de los 14 venezolanos y cinco iraníes - Créditos: @Hernán Zenteno


El juez federal Federico Villena, que tuvo a su cargo causas vinculadas con el espionaje ilegal del macrismo y que hoy investiga el caso del avión de los 14 venezolanos y cinco iraníes (Hernán Zenteno/)

En Comodoro Py 2002, se unificaron las dos causas, la del Instituto Patria y la del resto de las tareas de espionaje. Ambas están en el juzgado de Marcelo Martínez de Giorgi.

En la causa por el espionaje sobre medio centenar de políticos, jueces y periodistas, la Cámara Federal entendió que no había mérito para procesar ni para sobreseer a Gustavo Arribas y procesó a Majdalani por un delito menor. La Cámara Federal, en ese fallo, descartó que hubiera una estructura del Estado que hubiera desarrollado un plan sistemático de espionaje, y adjudicó los seguimientos a una actividad de agentes “cuentapropistas” que buscaban extorsionar o sacar algún otro rédito económico.

Los conjueces de la Corte dijeron que ese expediente unificado seguirá tramitando en Comodoro Py, en el juzgado de Martínez de Giorgi.

Los conjueces de la Corte dejaron firme otros 12 cuestionamientos realizados sobre la marcha del caso. Lo que allí se investiga es el espionaje ilegal que desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Macri hicieron sobre dirigentes que en aquel momento eran opositores, como Kirchner, Hugo Moyano, Graciela Caamaño; pero también contra oficialistas como Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, Diego Santilli y Emilio Monzó. Además, hubo seguimientos a periodistas y referentes sociales de distintos sectores.

La querella de Cristina Kirchner, a cargo de Alberto Beraldi, objetó que la causa haya pasado a Comodoro Py y recurrió a la Corte Suprema. El fallo de la Cámara de Casación que había dejado el caso en Comodoro Py 2002 provocó entonces al ira de Kirchner, que reaccionó por Twitter descalificando a los camaristas.

La causa de espionaje se inició por una denuncia de la extitular de la AFI, Cristina Caamaño, y comenzó con el juez Villena, de Lomas de Zamora,, el mismo que ahora investiga al avión venezolano con tripulantes iraníes. Pero luego paso a manos del juez Augé, porque había sido Villena quien supuestamente había autorizado tareas a la AFI sobre el Instituto Patria. Eso se lo comunicó entonces Villena a su colega Martínez de Giorgi, en 2018, antes de recibir esta causa.

Es por eso que Arribas y Majdalani consideran que el espionaje al Instituto ya fue juzgado en Comodoro Py, por Martínez de Giorgi, en 2018, quien en aquel momento decidió sobreseerlos por inexistencia de delito.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.