Corte Suprema de EEUU tiene dudas sobre otorgar residencia a migrantes que entraron ilegalmente

Andrew Chung
·3  min de lectura

Por Andrew Chung

19 abr (Reuters) - Los jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos se mostraron el lunes reacios a permitir que las personas a las que se les ha permitido permanecer en Estados Unidos por motivos humanitarios puedan solicitar la residencia permanente si entraron en el país de forma ilegal.

Los jueces escucharon los argumentos de una apelación presentada por un matrimonio de El Salvador, al que se le concedió el llamado Estatus de Protección Temporal, contra un fallo de un tribunal inferior que prohibía su solicitud de residencia permanente -también conocida como tarjeta verde- debido a su entrada ilegal.

El caso podría afectar a miles de inmigrantes, muchos de los cuales llevan años viviendo en Estados Unidos.

El gobierno del presidente Joe Biden se opone a los inmigrantes en el caso. La disputa pone a Biden, que ha tratado de revertir muchas de las políticas de línea dura de su predecesor republicano Donald Trump, en desacuerdo con los grupos de defensa de la inmigración y algunos de sus compañeros demócratas.

Una ley federal llamada Ley de Inmigración y Nacionalidad generalmente requiere que las personas que buscan convertirse en residentes permanentes hayan sido "inspeccionadas y admitidas" en Estados Unidos. Lo que se discute en este caso es si la concesión del Estatus de Protección Temporal, que otorga al beneficiario un "estatus legal", cumple esos requisitos.

Algunos jueces sugirieron que podría ser una exageración interpretar la ley como si los demandantes fueron "admitidos".

"Está claro que no fueron admitidos en las fronteras, así que ¿es una ficción, es metafísico, qué es? No lo sé", preguntó el juez conservador Clarence Thomas.

La jueza progresista Elena Kagan también puso en duda que la ley considere de manera amplia a las personas que el gobierno categoriza como "no inmigrantes", incluyendo a los que tienen el Estatus de Protección Temporal, como si hubieran sido admitidos legalmente.

Algunos jueces sugirieron que el significado de la ley no es tan claro.

La jueza liberal Sonia Sotomayor le dijo al abogado del Departamento de Justicia Michael Huston: "Si nos pide que encontremos la mejor lectura del estatuto, debemos atenernos a sus términos: Esas personas han sido admitidas".

A los extranjeros se les puede conceder el Estatus de Protección Temporal si una crisis humanitaria en su país de origen, como una catástrofe natural o un conflicto armado, haría inseguro su regreso. Hay unas 400.000 personas en Estados Unidos con estatus de protección, que evita la deportación y les permite trabajar legalmente.

El caso se refiere a José Sánchez y Sonia González, que viven en Nueva Jersey. Tienen cuatro hijos, el menor de los cuales nació en Estados Unidos.

La pareja entró ilegalmente en el país en dos ocasiones: en 1997 y 1998. Tras una serie de terremotos en 2001, Estados Unidos designó a El Salvador como cubierto por el programa de Estatus de Protección Temporal.

La pareja recibió protección bajo el programa ese mismo año, pero los funcionarios estadounidenses rechazaron sus solicitudes de tarjetas de residencia en 2014 porque no habían sido admitidos legalmente.

Además de El Salvador, otros 10 países tienen este tipo de designaciones: Haití, Honduras, Nepal, Nicaragua, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Siria, Venezuela y Yemen.

(Reporte de Andrew Chung en Nueva York; Editado en español por Javier López de Lérida)