Corte Suprema dictamina que beneficiarios del TPS que entraron ilegalmente a EE.UU. no son elegibles para residencia permanente. Activistas pro immigrantes reaccionan.

·3  min de lectura

La Corte Suprema dictaminó de forma unánime este lunes que miles de personas que viven en EE.UU. por razones humanitarias no son elegibles para postularse la residencia permanente bajo el estatus de protección temporal (TPS, siglas en inglés).

La jueza Elena Kagan escribió para el tribunal que la ley federal de inmigración prohíbe a personas que ingresaron al país ilegalmente y ahora tienen la protección TPS solicitar “tarjetas verdes” para permanecer en el país permanentemente.

“El programa TPS otorga a los extranjeros el estatus de no inmigrantes, pero no los admite. Entonces, la concesión de TPS no hace que un participante ilegal ... sea elegible “para una tarjeta verde, escribió.

La designación se aplica a personas que provienen de países devastados por guerras o desastres. Los protege de la deportación y les permite trabajar legalmente. Hay 400,000 personas de 12 países con estatus TPS.

“¡Condenamos esta decisión de la Corte Suprema!”, reaccionó el capítulo de Florida de la American Friends Service Committee (AFSC) en Twitter. “Había solo algunas formas en que los poseedores de TPS podían ajustar su estado antes y ahora esta decisión lo hará más difícil. ¡Seguimos avanzando por un camino para la ciudadanía para todos! ¡El Congreso debe actuar ahora!”, lee el mensaje de la entidad que aboga por los derechos humanos de los inmigrantes.

“Esta decisión tomada hoy por la Corte Suprema de los EE. UU. no significa que una persona que actualmente es un beneficiario del TPS no podrá calificar para una visa de residente permanente”, aclaró Alianza Américas en un mensaje en redes.

“Significa que algunos de los que llegaron a este país sin inspección no podrían obtener el beneficio del ajuste de estatus en los EE. UU. Sin tener que salir del país. De ninguna manera, esta decisión les quita méritos a todos los poseedores de TPS”, continúa el mensaje de la entidad.

·”La administración y el Congreso de Biden todavía están trabajando para brindarles a los beneficiarios de TPS la protección que merecen. Continuaremos abogando por nuevas designaciones de TPS para ciudadanos centroamericanos de El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala”, concluó Alianza Américas.

En 2001, Estados Unidos otorgó a los migrantes salvadoreños protección legal para permanecer en Estados Unidos después de una serie de terremotos en su país de origen.

Las personas de otros 11 países están igualmente protegidas. Ellos son: Haití, Honduras, Myanmar, Nepal, Nicaragua, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Siria, Venezuela y Yemen.

La Cámara de Representantes ya aprobó una legislación que haría posible que los beneficiarios de TPS se conviertan en residentes permanentes, señaló Kagan. El proyecto de ley enfrenta perspectivas inciertas en el Senado.

La decisión del lunes no afecta a los inmigrantes con TPS que inicialmente ingresaron legalmente a Estados Unidos y luego, digamos, se quedaron más tiempo de su visa, señaló Kagan. Debido a que esas personas fueron admitidas legalmente en el país y luego recibieron protección humanitaria, pueden buscar convertirse en residentes permanentes.

*Esta es una noticia en desarrollo. Pendiente a El Sentinel Orlando para actualizaciones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.