La Corte Suprema de Brasil compra "armas no letales" para prevenir violencia

·2  min de lectura

Brasilia, 27 dic (EFE).- La Corte Suprema de Brasil informó este lunes que decidió adquirir un lote de "armas no letales" con el fin de prevenir "acciones violentas y amenazas" que han recibido algunos de sus miembros desde grupos afines al Gobierno.

"La adquisición de tecnologías no letales por el Tribunal Supremo apunta a permitir que el equipo de seguridad (interno) garantice el derecho a la libre manifestación del pensamiento, preservando vidas y el patrimonio público", indicó la corte en una nota oficial.

Aunque el comunicado no es explícito en relación a las amenazas, estas fueron muchas durante 2021 y partieron sobre todo de grupos de ultraderecha que apoyan al Gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

Esos movimientos habían comenzado incluso en 2020, cuando algunos de esos activistas llegaron a simular un "bombardeo" contra la sede del Supremo, que fue atacada con una lluvia de fuegos artificiales.

En los últimos meses, las amenazas llegaron a ser personalizadas y varios de los magistrados del tribunal recibieron mensajes en los que se avisaba de posibles atentados contra sus vidas.

En esas amenazas, el motivo siempre estuvo vinculado a diversas decisiones del Supremo que contrariaron a Bolsonaro, sobre todo en cuestiones como las medidas necesarias para combatir la pandemia de covid-19, cuya gravedad es minimizada por los ultras y por el propio mandatario.

Según explicó la Corte Suprema, el tribunal "tiene un histórico de decisiones que garantizan la libertad de expresión, pero, en el pasado reciente, acciones violentas y amenazas exigieron una preparación mayor para salvaguardar a la institución sin prejuicio de legítimas reivindicaciones".

Agregó que "esos esfuerzos, en respeto a orientaciones hasta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), requieren la capacitación de agentes y el uso de la fuerza" si fuera necesario.

En septiembre pasado, en unos actos alentados por el propio Bolsonaro, cientos de activistas de ultraderecha se congregaron en el centro de Brasilia y, aunque no llegaron a dar ese paso, hubo muchos que intentaron llevar a la multitud a "invadir" la sede de la Corte Suprema.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.