La decisión de pago de desfalco del expresidente salvadoreño Saca queda en manos de la CSJ

Agencia EFE

San Salvador, 13 sep (EFE).- La Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador deberá decidir si el expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009) paga o no los 260 millones de dólares impuestos por un tribunal de sentencia en septiembre de 2018 por un millonario desfalcó del presupuesto estatal.

Así lo explicó este viernes el abogado de Saca, Mario Machado, quien señaló que dicha sala del Supremo recibió un recurso de casación presentado por la Fiscalía.

Una corte de apelaciones de El Salvador dejó sin efecto la obligación del expresidente de pagar los 260 millones de dólares como responsabilidad civil y dejó en manos de un tribunal civil la decisión final.

El recurso de casación busca revertir dicha decisión, para que Saca y otras seis personas condenadas por el mismo proceso paguen los 300 millones desviados.

Según Machado, "no hay una cuantía definida en cuanto a una pericia real" que señale el monto del que Saca es responsable de manera individual.

La Cámara Segunda de lo Penal decidió que dicha responsabilidad civil dictada en septiembre de 2018 de forma "concreta" pase a "abstracta".

El Código Procesal Penal señala que al establecerse esta responsabilidad en "abstracto", la "liquidación de la cuantía" le compete a un juzgado civil.

Los jueces argumentaron que el falló únicamente se basó en la "pericia financiera contable" y que esta "no determina de forma exacta el monto por el que debían responde los imputados", dado que "tuvo limitaciones".

Saca confesó este viernes en un juicio "abreviado" el delito de cohecho, cometido al negociar con un abogado el pago de 10.000 dólares para obtener información o influir en el proceso civil que enfrenta por supuesto enriquecimiento ilícito en más de 4 millones de dólares.

El juicio quedó en pausa hasta el próximo 19 de septiembre a las 14.30 hora local (20.30 GMT) por las fallas técnicas que registró la Fiscalía en la reproducción de unas grabaciones intervenidas.

El Ministerio Público pactó con Saca su confesión a cambio de dos años de prisión, pena que cumplió durante la detención provisional, según Machado.

Este mismo benefició judicial utilizó Saca para evitar una pena de hasta 30 años de prisión en un juicio por la malversación y lavado de más de 300 millones de dólares del presupuesto estatal

Machado aseguró a periodistas antes de la instalación del juicio que Saca aceptó confesar el delito "por conveniencia" y para "evitar que un proceso jurídico tenga una consecuencia judicial".

"Por este caso, el señor Saca tiene más de dos años de estar en prisión provisional y si la pena es de 2 años, entendería que debería estar cumplida", acotó el letrado.

Saca llegó al poder bajo la bandera de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y en 2014 fue candidato presidencial con la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), actual partido oficial.

(c) Agencia EFE