Corte Internacional de Justicia se declara competente, caso de genocidio en Myanmar sigue adelante

·2  min de lectura

Por Toby Sterling y Poppy McPherson

LA HAYA, 22 jul (Reuters) - La Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazó el viernes las objeciones de Myanmar en un caso de genocidio por el trato que da a la minoría musulmana rohinyá, allanando el camino para que el caso se vea en su totalidad.

Myanmar, ahora gobernada por una junta militar que tomó el poder en 2021, había argumentado que Gambia, que presentó la demanda, no tenía capacidad para hacerlo ante el máximo tribunal de la ONU.

Pero la jueza Joan Donoghue dijo que todos los Estados que habían firmado la Convención sobre el Genocidio de 1948 podían y debían actuar para prevenir el genocidio, y que el tribunal tenía jurisdicción en el caso.

"Gambia, como Estado parte de la Convención sobre el Genocidio, tiene capacidad para actuar", dijo, leyendo un resumen de la sentencia de los 13 jueces.

El tribunal procederá ahora a examinar el fondo del caso, un proceso que llevará años.

Gambia asumió la causa de los rohinyás en 2019, con el respaldo de la Organización para la Cooperación Islámica, de 57 países, en una demanda que pretendía responsabilizar a Myanmar y evitar más derramamiento de sangre.

El ministro de Justicia de Gambia, Dawda Jallow, dijo fuera de la sala que estaba "muy contento" con la decisión y que confiaba en que la demanda prevalecería.

Gambia se involucró después de que Abubacarr Tambadou, predecesor de Jallow y antiguo fiscal del tribunal de la ONU para Ruanda, visitó un campo de refugiados en Bangladés y dijo que las historias que escuchó le evocaban recuerdos del genocidio de Ruanda.

Un representante de Myanmar dijo que el Estado haría "todo lo posible" para proteger el "interés nacional" del país en los procedimientos posteriores.

Una misión de investigación de la ONU concluyó que la campaña militar de 2017 de Myanmar, que expulsó a 730.000 rohinyás al vecino Bangladés, había incluido "actos genocidas".

Myanmar ha negado el genocidio y ha rechazado las conclusiones de la ONU por considerarlas "parciales y erróneas". Afirma que su represión estaba dirigida a los rebeldes rohinyás que habían llevado a cabo ataques.

Aunque las decisiones del tribunal de La Haya son vinculantes y los países suelen acatarlas, no tiene forma de hacerlas cumplir.

(Reporte de Toby Sterling, y Poppy McPherson en Bangkok; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.