Corte francesa: sexo de bomberos con menor no fue violación

·2  min de lectura

PARÍS (AP) — Una corte francesa denegó el miércoles la solicitud de elevar de los cargos contra tres bomberos acusados de tener relaciones sexuales con una adolescente de asalto sexual a violación, en un caso que ha impulsado la campaña para fijar la edad legal del consenso sexual en el país.

La víctima ha acusado a los bomberos de violarla reiteradamente hace más de una década, cuando tenía entre 13 y 15 años. Los acusados reconocen que tuvieron relaciones con ella, pero aseguran que fueron consensuales.

La mujer y su madre apelaron el fallo de una corte inferior que redujo los cargos de violación a asalto sexual, que conlleva una pena de cárcel menor. Sus abogados sostuvieron que la justicia francesa no protege debidamente a los menores de la violencia sexual por adultos.

Pero la Corte de Casación falló contra la elevación de los cargos porque “había cargos insuficientes para acusar a alguien de actos de violación”.

Los tres bomberos acusados serán juzgados por asalto sexual.

La abogada Lorraine Questiaux, que representa a la mujer y su madre, dijo a The Associated Press que la corte no dio “una justificación creíble para la decisión y le pasó la responsabilidad a otro”.

La madre, Corrine Leriche, dijo que ella y su hija apelarían a la Corte Europea de Derechos Humanos.

“Este veredicto es una vergüenza para Francia. Demuestra que vivimos en un país patriarcal donde el estado esencialmente emite permisos para violar”, dijo Leriche a la AP. “Mi hija era profundamente vulnerable. Estamos desoladas”.

Un proyecto de ley actualmente en el parlamento busca proteger a los menores de la violencia sexual y fijaría los 15 años como la edad mínima legal para consentir el sexo con un adulto.

Crece la presión del público y se multiplican los testimonios en las redes sociales sobre violaciones y otras formas de abuso sexual por parte de padres y figuras de autoridad.

La falta de una edad legal de consenso, junto con las leyes de prescripción, han dificultado los intentos de juzgar a los presuntos autores de estos delitos, entre los que se cuentan un conocido agente de modelos, un cura depredador y un cirujano acusado de abusar de cientos de niños.