El exfuncionario menemista Germán Kammerath quedó preso luego de que la Corte confirmó su condena

·4  min de lectura
El exfuncionario Germán Kammerath podría ir a prisión por negociaciones incompatibles
El exfuncionario Germán Kammerath podría ir a prisión por negociaciones incompatibles

El exintendente de la ciudad de Córdoba y exfuncionario del menemismo Germán Kammerath quedó detenido anoche en el penal de Bower en Córdoba, luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme un fallo en su contra de tres años y seis meses de prisión por corrupción.

La condena que quedó firme es por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública por haber contratado un servicio de rastreo de los móviles municipales cordobeses con una empresa de su excuñado.

Kammerath fue intendente de la ciudad de Córdoba entre 1999 y 2003 y recién empezará desde ahora con el cumplimiento efectivo de la condena dispuesta en 2015 .

La detención se cumplió tras la orden de la camarista Inés Lucero al ser notificado el tribunal cordobés de la decisión de la Corte. Kammerath está preso en Bouwer, localidad del Departamento Santa María, provincia de Córdoba.

El fallo fue firmado por los jueces Horacio Rosatti, Ricardo Lorenzetti y Elena Highton, que rechazaron el recurso de la defensa del exfuncionario sin más explicaciones. En cambio, hubo una disidencia de los jueces Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda, que señalaron que se había violado la garantía del plazo razonable para dictar sentencia, ya que los hechos ocurrieron en el 2000, el caso se investigó en el 2003 y fue elevado a juicio en 2006.

En otra decisión, que lleva la firma de los cinco jueces se decidió, el rechazo del planteo de prescripción de la acción penal por violación al plazo razonable. El expediente fue enviado a la Procuración General de la Nación, que dictaminó en este sentido.

Se suspendió la indagatoria a Mauricio Macri y piden a Alberto Fernández que lo releve del secreto de inteligencia

Kammerath, nacido en La Rioja, fue denunciado por su sucesor en la intendencia de Córdoba, Luis Juez. La causa quedó en pie y mereció una condena en 2015 a tres años y seis meses de prisión e inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos. Kammerath fue condenado por negociaciones in­compatibles con la función pública por el caso conocido como “Radioaviso” , que gira alrededor de la contratación, supuestamente irregular, de un servicio de seguimiento satelital para toda la flota de vehículos municipales. El beneficiario de ese vínculo fue Marcos Aurelio Álvarez, excuñado de Kammerath y exgerente de Control de la Comisión Nacional de Comunicaciones. Kammerath fue secretario de Comunicaciones entre 1996 y 1999, durante la presidencia de Carlos Menem.

Los jueces de la mayoría, Lorenzetti, Rosatti y Highton dijeron en pocas líneas: “ Que el recurso extraordinario, cuya denegación originó esta queja, es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Por ello, oído el señor Procurador General de la Nación interino, se desestima la queja”. Con esto dejaron firme la sentencia.

En cambio, en disidencia, Rosenkrantz describió que el caso se inició en 2003, se elevó a juicio en 2006 y el proceso oral -tras una serie de tiempos muertos- recién se hizo en 2015, sin que mediaran maniobras dilatorias por parte de la defensa.

Luis Juez el denunciante de Kammerath
Luis Juez el denunciante de Kammerath


Luis Juez el denunciante de Kammerath

Rosenkrantz dijo que no cabe poner en cabeza del acusado la responsabilidad por no haber instado el fallo, dijo que los incidentes que se debieron resolver antes del juicio no eran de aquellos que hubieran frenado el proceso. Mencionó que el análisis de las respuestas brindadas por el tribunal en la condena acerca de factores como la complejidad del caso, la conducta procesal del imputado y la conducta de las autoridades judiciales “refleja su arbitrariedad”, por resultar meramente aparentes o bien por no ajustarse a los criterios sostenidos por esta Corte sin fundamento suficiente”.

Con estas ideas, rechazó la condena y mandó a dictar un nuevo fallo. En coincidencia y en minoría se pronunció también el juez Maqueda. Mencionó que “resulta descalificable el fundamento por el que el tribunal rechazó que se hubiera afectado la garantía de la duración razonable del proceso y por eso no es válida su sentencia.

Recordó Maqueda que tribunales internacionales y europeos consideran que un modo de remediar la violación de la garantía del plazo razonable es la reducción del término de la pena privativa de la libertad o la suspensión de los procedimientos. Por eso concluyó que corresponde descalificar lo resuelto por el tribunal al condenar a Kammerath.

Kammerath fue intendente de Córdoba entre 1999 y 2003; vicegobernador de su provincia con José Manuel de la Sota como gobernador, entre julo y diciembre de 1999; antes fue secretario de Comunicaciones con Carlos Menem entre agosto de 1996 y julio de 1999 e interventor de ATC, Argentina Televisora Color, Canal 7, entre diciembre de 1995 y julio de 1996. Antes se había desempeñado como diputado nacional entre 1993 y 1996.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.