Corte federal apoya a dirigente latina en demanda contra alcaldía de Denver

Agencia EFE

Denver (CO), 30 mar (EFE News).- La Corte Federal de Apelaciones con sede en Denver falló este martes en favor de la dirigente latina Lisa Calderón, indicando que existe suficiente evidencia para que proceda la demanda que ella presentó contra la alcaldía local por “represalias” tras denunciar irregularidades en el sistema carcelario de esta ciudad.

El fallo federal contradice la decisión de una corte de primera instancia que había rechazado la demanda de Calderón, argumentando que las acciones del alcalde Michael Hancock al cancelar un contrato que la municipalidad tenía con la dirigente latina no la habían perjudicado y no estaban conectadas con las denuncias en contra de los alguaciles de Denver.

Sin embargo, el panel de tres jueces federales dictaminó que la cancelación del contrato en junio de 2017 para el Programa de Reingreso a la Comunidad (que dirigía Calderón y que ayudaba a reclusos a volver a la sociedad) generó perjuicios directos para Calderón, porque ese programa (con un presupuesto anual de 800.000 dólares) dejó de operar pocos meses después.

Además, los tres jueces del Décimo Distrito federal encontraron que “existe una relación directa” entre las denuncias de irregularidades en las cárceles de Denver presentadas por Calderón y la terminación del contrato con su organización.

Por eso, los jueces ordenaron la continuidad de la demanda y, como consecuencia, el caso será llevado a juicio.

Tras el fallo, en breves declaraciones, la abogada Patricia Bangert, representante de Calderón, indicó que la decisión de la Corte de Apelaciones es “solo el primer paso” y que “la meta a largo plazo es lograr justicia” para su representada.

Bangert había argumentado ante los jueces que el mayor perjuicio que sufrió Calderón no había sido la importante pérdida económica, sino el hecho de que “su libertad de expresión quedó congelada”.

Según la abogada, la decisión del alcalde Hancock privó a Calderón “de su capacidad de criticar a la municipalidad sin ramificaciones y sin perder su trabajo”.

Calderón se desempeñaba como copresidenta del Foro Latino de Colorado (CLF) en el momento de la disputa con la alcaldía de Denver.

En aquel entonces, el Departamento de Servicios Humanos de Denver (DHS) había expresado que los contratos por servicios para la ciudad se revisan cada cinco años y que esa revisión, no represalias, llevó a cancelar el contrato.

Pero la cancelación se produjo pocos días después de que Calderón denunciara, por escrito y de palabra, agresiones a presos latinos y afroamericanos en las cárceles de Denver, así como "sanciones disciplinarias dispares" para los alguaciles, dependiendo de su etnicidad. La dirigente también documentó casos de acoso y abuso sexual, y de discriminación basada en género.

En junio de 2019, Calderón se enfrentó en las urnas contra Hancock como candidata a la alcaldía local, pero Hancock fue reelegido. Desde entonces, Calderón forma parte del equipo de trabajo de la concejal Candi CdeBaca.

(c) Agencia EFE