Corrupción policial: detienen y procesan a un exchofer del juez Federico Villena por un operativo trucho contra narcotraficantes

Paz Rodríguez Niell

Uno de los policías detenidos y procesados fue chofer del juez federal Federico Villena hasta el año pasado

El juez federal Sebastián Casanello procesó hoy con prisión preventiva a dos policías bonaerenses acusados de haber encabezado un falso operativo judicial contra un grupo de narcotraficantes con el aparente objetivo de quedarse con la droga. Uno de los policías, José Rubén Mujica, es un exchofer del juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena.

De las pruebas reunidas por la Justicia surge que Mujica, cuando todavía trabajaba en el juzgado de Lomas de Zamora -donde estuvo hasta el año pasado- participó, entre otras investigaciones, de la que Villena encabezó contra Sergio Cristian Rodríguez, apodado "Tomate" o "Verdura", el hombre procesado por narcotráfico cuya declaración motivó que Villena abriera la investigación contra una presunta red de espionaje ilegal que funcionó durante el macrismo, un caso en el que hoy se ordenaron 22 detenciones y la semana pasada fue allanada la casa de un secretario privado de Mauricio Macri.

Espionaje ilegal. Villena ordenó las detenciones de Martinengo, Sáez, Araque y otras 18 personas

A Mujica le secuestraron de su mochila viejos papeles vinculados a la causa de "Tomate", informaron fuentes con acceso al expediente. "Tomate", preso por narcotráfico, en una ampliación de su declaración indagatoria le dijo a Villena que alguien se había presentado ante él como agente de la AFI y le había pedido que pusiera un artefacto explosivo en la casa de José Luis Vila, un exfuncionario del Ministerio de Defensa que trabajó para la SIDE. A partir de esa declaración, Villena amplió su investigación, de narcotráfico a espionaje ilegal.

Mujica había llegado al juzgado de Lomas de Zamora antes del desembarco del juez Villena, cuando el titular del juzgado era Alberto Santamarina, informaron fuentes judiciales.

Junto con Mujica fue procesado, también con prisión preventiva, el policía bonaerense Héctor Daniel Luna. Los dos pertenecen hoy a la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de La Matanza. Hasta mayo de este año habían trabajado en la DDI de Lomas de Zamora, en las investigaciones por tráfico de drogas.

El operativo

La causa en la que hoy se dictaron los procesamientos fue investigada por Casanello y el fiscal federal Carlos Rívolo. El caso se inició por una llamada anónima sobre movimientos extraños en un galpón, donde funcionaba un taller mecánico, en el barrio porteño de Flores. Cuando llegaron las autoridades, Mujica y Luna -acompañados por otras dos personas- tenían sometidos en el piso a quienes parecían ser los compradores y vendedores de la droga (casi diez kilos de cocaína). Mujica y Luna dijeron estar trabajando con una orden del juez federal de Morón Néstor Barral, que resultó ser falsa, informaron fuentes con acceso al caso.

Los delitos por los que fueron procesados los policías incluyen la privación ilegítima de la libertad, el allanamiento ilegal, el abuso de autoridad, la extorsión (en grado de tentativa) y la tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravada por su condición de policías.