Corrientes aprobó la paridad de género para cargos legislativos y solo quedan dos provincias sin ley

·6  min de lectura
Festejos frente a la Legislatura de Corrientes por la aprobación de la ley de paridad de género legislativo
Festejos frente a la Legislatura de Corrientes por la aprobación de la ley de paridad de género legislativo

CORRIENTES.- La Cámara de Diputados sancionó hoy, por unanimidad, la ley de paridad de género para el ámbito legislativo , con lo cual Corrientes se sumó al lote de las 22 provincias que ya la tienen. Solo quedan afuera Tucumán y Tierra del Fuego, que continúan discutiendo la adecuación de sus regímenes electorales a la ley nacional, aprobada en noviembre del año 2017 en el Congreso.

La sesión de tablas fue considerada “histórica” por la mayoría de los legisladores presentes, pero también lo fue el marco en el que sucedió el debate, que comenzó poco después del mediodía y concluyó pasadas las 15 en medio de un clima de algarabía, con la plaza 25 de Mayo llena de militantes de distintos partidos políticos, organizaciones sociales y feministas.

A las organizaciones de mujeres, que siguieron las alternativas del plenario a través de una pantalla gigante dispuesta en las afueras del palacio legislativo, se sumaron invitadas especiales que llegaron desde varios puntos del país: legisladoras y funcionarias nacionales como María Cristina Perceval, secretaria de Políticas de Igualdad y Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. También estuvieron, entre otras, la vicegobernadora del Chaco, Analía Rach Quiroga, y la vicepresidenta primera de la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina, Martha Altabe. Asistieron también la primera dama de la provincia, Cristina Garro, ministras, funcionarias e intendentas del interior provincial.

El vicegobernador y presidente del Senado, Pedro Braillard Poccard, asimismo, fue invitado a participar de la sesión desde las bancas. Llegó al recinto acompañado de un grupo de senadores, para cerrar de ese modo el marco institucional en el cual se produjo la aprobación de esta norma que formaba parte de un compromiso de campaña del gobernador Gustavo Valdés.

Por eso mismo, una vez conocido el resultado de la votación, por sus redes sociales el mandatario sostuvo que la ley “es un hito para la participación política de las mujeres”. También escribió que “gracias al voto unánime de diputados y senadores, desde 2023 Corrientes tendrá igualdad representativa en el Poder Legislativo”. Y remarcó: “Ampliando derechos, somos una sociedad más equitativa”.

La ley correntina terminó reuniendo consenso pleno luego de un largo periplo de discusión que comenzó hace años, y que se materializó con la presentación de un proyecto, en el año 2018, por parte del propio gobernador Valdés.

Este proyecto oficial, al que luego se sumaron iniciativas de varias legisladoras oficialistas y opositoras, perdió tres veces su estado parlamentario. Este año fue remitido nuevamente por el Poder Ejecutivo provincial y pudo sortear, con modificaciones y aportes, la resistencia de los distintos bloques, muchos de los cuales se referencian incluso con la coalición de gobierno.

Los años de debate fueron también años de cruces políticos y de cuestiones internas no resueltas dentro del oficialismo local, porque el proyecto tenía aval de la oposición, pero la coalición de gobierno no lograba llevarlo al recinto, pese a que desde 2017 cuenta con mayoría propia de dos tercios en ambas cámaras del parlamento.

Una ley incompleta

La nueva ley garantiza la paridad entre hombres y mujeres, pero suprimió una mayor amplitud al pasar por el Senado, donde el texto original enviado por Diputados sufrió la supresión de un artículo que establecía que el género de los candidatos se determina por su Documento Nacional de Identidad (DNI), independientemente de su sexo biológico .

Para no dilatar más la cuestión, para poder aplicarla en las elecciones del año próximo y considerando que más allá de la “mezquindad” del instrumento, “es un primer gran paso”, la totalidad de los diputados presentes en la sesión de hoy (sólo faltó una legisladora oficialista) acompañó sin cambios el texto remitido en segunda revisión por la Cámara alta y, en consecuencia, sancionó la ley que prevé “la participación política equitativa entre géneros en todos los cargos electivos legislativos establecidos por la Constitución de la Provincia de Corrientes y las leyes en consecuencia dictadas en el ámbito la provincia de Corrientes”.

No obstante el acuerdo conseguido ahora, varios fueron los puntos que demandaron mayor estudio y consenso. Por caso, el alcance de la medida, que quedó acotada a los ámbitos legislativos provinciales . “Las listas de candidatos que se presenten para la elección de senadores y diputados, concejales y convencionales constituyentes provinciales y municipales, deben integrarse ubicando, de manera intercalada, a mujeres y varones desde el primer candidato titular y hasta el último candidato suplente. No será oficializada ninguna lista que no cumpla estos requisitos”, dice la ley.

También hubo debate y cruce mediáticos en relación a la forma de efectuar los reemplazos: si estos iban a realizarse por género o por corrimiento de lista, opción esta última que atenta contra el espíritu de la norma, pero que tiene limitantes constitucionales que la sustentan. Por esta razón, para varias legisladoras hoy se aprobó una “ley de paridad a medias” , ya que la sustitución se realizará por corrimiento de lista, hasta tanto se resuelva la situación de fondo que ya es motivo de análisis, según dijeron, lo mismo que la ampliación del alcance a los demás poderes del Estado.

El largo camino de la paridad

El proyecto que hoy se convirtió en ley se presentó por primera vez en 2018. Como no pudo avanzar con los años, volvió a presentarse en marzo de este año. En abril obtuvo su primera sanción en Diputados y fue girado al Senado, donde suprimieron el artículo que establecía que el género de los candidatos “se determinaba por su Documento Nacional de Identidad, independientemente de su sexo biológico”. La sanción de la Cámara alta ocurrió los primeros días de julio. Hoy logró su sanción definitiva en la Cámara de origen.

De esta manera, Corrientes pasó a ser la provincia número 22 en contar con paridad de género. Sólo Tucumán y Tierra del Fuego permanecen sin equidad legislativa a nivel nacional . En la región NEA, Chaco y Misiones sancionaron sus adecuaciones en el año 2018, y un año más tarde lo hizo Formosa.

La nueva ley de paridad de Corrientes deroga la ley de cupo vigente, que tardó años en cumplirse acabadamente y que tuvo momentos de incumplimiento, como el actual. Desde diciembre de 2021, la Cámara de Senadores de Corrientes, de 15 miembros, sólo tiene 4 mujeres, que equivale al 27% de su conformación, por debajo del 30% que establece el cupo. En Diputados la situación es un tanto mejor: de 30 miembros, 12 son mujeres, un 40%.

Las concejales representan alrededor del 40% de los cargos en toda la provincia, pero las intendentas apenas superan el 20% en 75 comunas , según datos de la Subsecretaría de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior de la Nación.

Esta situación se suma al cuestionamiento que llega al poder Ejecutivo Provincial, donde la fórmula gobernante es 100% masculina. En el gobierno hay sólo tres ministras sobre un gabinete de 14 miembros . En el Superior Tribunal de Justicia, finalmente, la totalidad de sus cinco integrantes son hombres, aunque el número de mujeres aumenta en las segundas líneas, en los cargos concursados y en el rango de las magistraturas.