Coronavirus. Volvió de Miami infectado y lo ocultó: qué pasó con el resto de los pasajeros del vuelo

Domitila Dellacha
·3  min de lectura
El último sábado, las cámaras térmicas instaladas en Ezeiza detectaron que un joven pasajero llegaba al país con fiebre
Twitter

Pese a haber recibido un diagnóstico positivo de coronavirus y contra todo tipo de protocolo, un joven de 29 años se subió a un avión desde Miami y aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Una fiebre que superaba los 38° lo delató: las cámaras térmicas detectaron su alta temperatura, lo que desencadenó una serie de eventos que culminaron con su detención.

El hombre que ocultó su diagnóstico positivo de Covid-19 puso en riesgo a 259 pasajeros y 12 tripulantes del vuelo American Airlines AA931, que llegó al país el último sábado 1° de mayo. Su actitud le costó una causa que lleva adelante el juzgado Federal, a cargo de Federico Villena. El magistrado dictó su prisión preventiva y actualmente se encuentra aislado en un hotel de la ciudad de Buenos Aires con custodia policial.

Viajó a Miami para vacunarse, volvió con coronavirus y quedó detenido por ocultar un PCR positivo

LA NACION habló con una pasajera que viajó en el mismo vuelo que el joven. En diálogo con este medio detalló que sólo fue consultada en torno a qué ubicación iba, pero no se precisó que había una persona con coronavirus en el avión. “Cuando esperábamos el resultado del test de Covid-19 se nos acercó una mujer del laboratorio para consultarnos si habíamos estado sentados cerca del 17D”, contó.

“Cuando ya tuve el resultado negativo, me preguntaron nuevamente en qué asiento estuve sentada. Contesté el mío, 13H, pero no me pidieron siquiera el comprobante de embarque para chequear que estuviera sentada allí”, dijo, y añadió: “A las dos horas me enteré por las noticias que este tipo era positivo”.

“Contacto estrecho”

Según información que dejaron trascender fuentes de Migraciones, los pasajeros que volaron en la misma fila que el joven, así como los que iban ubicados en los asientos que estaban delante y detrás de él, fueron avisados de la situación. “Fueron notificados de su condición de contacto estrecho y se les solicitó que se mantengan aislados”, indicaron.

En este contexto, según precisaron desde el organismo que depende del Ministerio del Interior, los pasajeros que fueron considerados como contacto estrecho tendrán un seguimiento de autoridades sanitarias. A los siete días de haber aterrizado, estas personas serán sometidas a un nuevo examen de PCR para descartar una positividad asintomática.

El resto -la mayoría- de los pasajeros y hasta los tripulantes del vuelo no se enteraron del diagnóstico del joven hasta que la noticia llegó a los medios. Según Migraciones, todas las personas que volaron con el joven fueron sometidas al test de antígenos en Ezeiza y todos recibieron un resultado negativo.

Al preguntar por el criterio que permite establecer qué persona es contacto estrecho dentro de un avión, desde Migraciones señalaron que son establecidos por el Ministerio de Salud de la Nación. LA NACION consultó a la cartera que conduce Carla Vizzotti, para precisar esa información señalaron: “Los contactos estrechos son todas las personas que están en el área comprendida por el cuadrado que se forma con dos filas adelante, dos filas atrás y dos filas a los costados, cubriendo toda el área que rodea al caso positivo”.

Imputado

Según pudo reconstruir este medio, cuando el joven quedó notificado de su situación, se resistió a la autoridad, por lo que se procedió a su traslado como detenido a un hotel porteño ubicado en Barrio Norte.

El hombre fue imputado por el Villena por el artículo 202 del Código Penal que establece “será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”. La pena contempla de 3 a 15 años de prisión con -según indicaron fuentes de Migraciones- posibilidad de que se agrave si alguno de los pasajeros se contagia.

Por esta situación, Migraciones también resolvió multar a la aerolínea American Airlines por haber permitido su embarque de forma irregular, ya que el PCR con resultado negativo es requisito obligatorio para el ingreso al país.

Con la colaboración de José María Costa