Coronavirus: cómo será la campaña de vacunación en la ciudad y a quiénes se aplicará

Mauricio Giambartolomei
·5  min de lectura

El primer cargamento de la vacuna Sputnik V ya está en la Argentina para continuar con la batalla contra el Covid-19. Las 300.000 dosis ya fueron repartidas a todas las provincias para iniciar una campaña de vacunación sin precedente. En la ciudad de Buenos Aires la comenzarán a aplicarlas mañana al personal de salud que se encuentra en la primera línea de la lucha contra el coronavirus y, luego, con más dosis disponibles, continuar con el resto de la población de riesgo. La fecha tentativa de inicio era el 5 de enero, pero se adelantó para estar alineados con el resto del país.

Serán 23.100 trabajadores de la salud los que recibirán el primer componente de la vacuna Sputnik V, denominado AD-26, y tres semanas después, la segunda dosis. Se trata de terapistas, personal de emergencia y quienes trabajan en laboratorios manipulando muestras de Covid-19, considerados del primer anillo de exposición. La población de riesgo a la que se debe inmunizar con prioridad en la ciudad asciende a 1.190.000 personas.

Vacuna rusa: expectativas y dudas en la comunidad médica a un día del comienzo de la campaña

Fuentes oficiales aclararon a LA NACION que el inicio de la campaña de vacunación estuvo sujeto a dos factores fundamentales: que la vacuna rusa haya llegado a tiempo y que sea aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) o, en este caso, el Ministerio de Salud de la Nación, como finalmente ocurrió. Una vez que las vacunas fueron entregadas al Ministerio de Salud porteño, que coordina la campaña a través de la subsecretaría de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria, todo estuvo listo para comenzar el operativo.

El personal de la salud que recibirá la primera dosis serán los menores de 60 años hasta tanto no se apruebe la efectividad de la Sputnik V en mayores de esa edad. Una vez que todos los trabajadores del rubro sean vacunados (unas 140.000 personas) se continuará con bomberos, policías y docentes (200.000 personas) y con personas de entre 18 y 60 años con enfermedades prevalentes como cardiopatías, pulmonares u obesidad (150.000 personas). Luego se avanzará con los adultos mayores (unos 700.000) y en una última etapa, con la población en general.

El compromiso asumido por Presidencia es contar con al menos otras 5.000.000 de dosis de Sputnik V para mediados de enero; de ese lote la Ciudad recibiría al menos un 10% (o al menos unas 450.000) que serían destinadas a completar la vacunación de todo el personal de salud, incluyendo los que se encuentran en el segundo anillo (áreas de internación Covid-19 y las áreas que no tienen contacto con pacientes con coronavirus), con sus dos dosis. Si queda stock disponible se aplicará al personal estratégico.

Coronavirus: En qué contexto epidemiológico empieza la vacunación en todo el país

En la primera etapa de vacunación habrá 16 centros de vacunación en los hospitales públicos, principalmente los de Agudos (Argerich, Piñero, Penna, Ramos, Vélez Sarsfield, Fernández, Álvarez y Tornú) y los dos hospitales de Niños (Elizalde y Gutiérrez). Además se están cerrando entre 15 y 20 acuerdos con instituciones privadas que hayan cumplido con los requerimientos necesarios como los de almacenamiento, para garantizar que se cumpla la cadena de frío. Si estas instituciones son avaladas podrán incluir a su personal en la campaña de vacunación y luego serán parte de la logística cuando se sume la población de riesgo y la general.

Organización

Los responsables del operativo cuentan con una nómina de todo el personal de salud para organizar la vacunación que se realizará por turnos, de 8 a 17 y de lunes a lunes. La prioridad de atención se determinará de acuerdo a un scoring que elaboró el Ministerio de Salud de la Nación en base a diez puntos que, entre otros aspectos, evalúa el grado de exposición al virus y la forma de trabajo, presencial o de forma remota. Las personas del primer anillo son 30.000, por la que no todas recibirán la primera dosis en la primera instancia.

La Sputnik V llegará en frascos que contienen cinco dosis cada uno por lo se debe aplicar con metodología precisa para no descartar ninguna de ellas. Como se dijo, la temperatura de conservación es de -18°C y se necesitan diez minutos para descongelarla. Luego, durante otros 30 minutos, se puede conservar a temperatura ambiente, pero pasado ese tiempo no es efectiva. "Habrá una persona con un cronómetro al lado del vacunador para marcar los tiempos. Es todo un proceso interno de mucha logística y minuta. Por cada frasco tiene que haber cinco personas preparadas con un el brazo listo", graficó una de las fuentes consultadas.

Desde la Ciudad sostienen que tienen toda la infraestructura lista para comenzar a vacunar cuando dispongan del stock ya que utilizarán los vacunatorios de los hospitales y no montarán estructuras específicas. El ritmo de vacunación dependerá de la cantidad de dosis, pero como ejemplo vale decir que durante las primeras dos semanas de la campaña antigripal fueron inoculados 95.000 trabajadores de la salud.

Cuando las vacunas estén disponibles en mayor cantidad y todos los grupos de riesgo hayan recibido la doble dosis, llegará el turno de la población en general. Para ese momento, que aún no tiene fecha definida, se sumarán otras 30 postas de vacunación a los sitios que comenzarán a funcionar en enero. En cada posta habrá cinco enfermeros que podrán aplicar entre 300 y 350 vacunas por día.