Coronavirus. Uruguay reabre las fronteras solo a residentes: más de 4000 argentinos pueden reiniciar trámites

Nelson Fernández
·6  min de lectura

MONTEVIDEO.- El gobierno uruguayo dispuso una reapertura parcial de las fronteras a partir del 1º febrero, limitada a ciudadanos y a extranjeros con residencia en el país, una medida que beneficia a miles de argentinos. El presidente Luis Lacalle Pou realizó el anuncio luego de una extensa reunión de Consejo de Ministros, con una valoración positiva del impacto de la clausura de todo ingreso de personas.

Los puentes binacionales con la Argentina quedarán reabiertos en la madrugada del lunes, pero solo para ingreso de los que acrediten esas dos condiciones, uruguayos o extranjeros con residencia. Para entrar al país se mantiene la exigencia de test con resultado negativo de Covid-19 y luego cumplir cuarentena, cuya duración depende de si realiza un segundo test.

"Habrá un trabajo muy fuerte del Ministerio de Salud Pública" junto a otras carteras en las fronteras, dijo Lacalle Pou, y anunció que habrá "fortalecimiento" de controles para lograr que se cumplan las cuarentenas.

El 21 de diciembre, la Ley Nº 19.932 había determinado la prohibición al "ingreso de personas al país por las fronteras terrestres, marítimas, fluviales y aéreas" desde esa fecha "hasta el 10 de enero de 2021 inclusive" y a la vez facultó al "Ejecutivo a prorrogar por única vez y por hasta sesenta días el plazo de la medida".

El presidente usó esa facultad para extender el cierre hasta el 31 de enero, o sea por 20 días y no los 60 que podía usar.

La temporada turística fue la peor que se recuerde por la ausencia del público masivo de argentinos, brasileños de alto ingreso y la creciente ola de turismo de elite, europeo y de Estados Unidos. La presión por la reapertura era de operadores turísticos, pero también de gobiernos departamentales como el de Punta del Este, por la cantidad de propietarios de inmuebles que no pudieron usar sus casas o departamentos, justo en el mes que se paga el impuesto anual por tenencia de vivienda.

Sputnik V: Rusia reconoce que habrá demoras, pero garantizó que la vacuna llegará a la Argentina

La embajada uruguaya en Buenos Aires retomará en febrero los trámites de pedidos de residencia que fueron detenidos, y que superan los 4000 casos, así como comenzar a recibir nuevas solicitudes.

El embajador Carlos Enciso dijo a LA NACION que tienen todo listo para activar los mecanismos administrativos y atender una demanda creciente que han tenido de trámites. Dijo que el consulado está abierto para otros trámites, pero que los que tenían agenda para diciembre fueron congelados y quedaron para febrero, sujeto a que se flexibilizara el paso de fronteras.

La cantidad de personas cursando la enfermedad en Uruguay había caído a 12 casos a mitad de junio, pero luego comenzó a subir: en julio a 235; a fin de agosto a 142; en septiembre a 207; en octubre a 506; en noviembre a 1423; en diciembre a 5470, y a fin de enero a 7840.

Los fallecidos por Covid-19 subieron a 44 en agosto; a 48 en septiembre; a 58 en octubre; a 77 en noviembre; a 181 en diciembre, y superaron los 400 en el inicio de 2021.

Desde que se declaró la emergencia sanitaria, el 13 de marzo hasta este miércoles, Uruguay realizó 820.889 tests, que arrojaron 39.328 casos positivos de Coronavirus, de los cuales 31.598 ya se recuperaron, 407 murieron y hay 7323 casos activos cursando la enfermedad (89 están en cuidados intensivos).

Desde el inicio del combate a la pandemia, el presidente se apoya en dos comités de asesores, uno de médicos (virólogos, intensivistas, epidemiólogos y otros) y otro que ha tenido gran relevancia en el análisis de casos pero también en la comunicación a la población, el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH). Ese comité es conducido por los prestigiosos médicos Rafael Radi y Henry Cohen, y el matemático Fernando Paganini, que coordina a varias comisiones de especialistas.

Cohen, integrante del GACH y uno de los que trabajó en las tratativas con laboratorios para la compra de vacunas, destacó que con la apertura de frontera se reafirma la necesidad de que las personas que ingresen al país, estén previamente hisopadas y una vez en el país cumplan con una cuarentena obligatoria. Estimó que la apertura de fronteras derivará en incremento de contagios, aunque destacó que "el Ministerio de Salud pública está preparándose hace muchísimo tiempo. Hay un grupo trabajando muy bien en el tema de la logística".

"Esperemos que no tenga una repercusión muy importante en el aumento de las cifras de los próximos días. Puede suceder, pero esperemos que sea bien controlado", agregó.

El viernes pasado, Lacalle Pou había anunciado que luego de intensas negociaciones se había llegado a un acuerdo con dos laboratorios para la compra de vacunas, y que seguían tratativas con otras tres empresas.

El presidente dijo que esperaba para finales de febrero y principios de marzo, las primeras partidas de un total de 2 millones de vacunas de Pfizer-BioNTech y 1,75 millones de Sinovac.

A eso se sumará la partida de 1,5 millones de vacunas del mecanismo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el denominado Covax (Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19)

En tanto, el embajador de Rusia en Uruguay, Andrey Budaev fue esta semana a Casa de Gobierno para ofrecer la vacuna "Sputnik V" e incluso la posibilidad de que se fabrique en el país.

El gobierno de Lacalle Pou enfrentaba severas críticas de la coalición opositora Frente Amplio, por la demora en concretar acuerdos con vacunas, y por no aceptar la vacuna rusa como lo hizo Argentina.

La respuesta oficial fue de concentrarse en el tipo de vacuna en lugar de apurar la negociación: "No es la vacuna más rápida, ni la más barata; es la más segura", dijo el Secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado (un cargo como jefe de gabinete argentino)

Mientras, el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) dispuso medidas para el plan de vacunación, con prioridad del personal de salud, el sistema educativo y las personas de mayor edad, que viven en residenciales.

El presidente de la administración de hospitales públicos, Leonardo Cipriani dijo que se organizó la importación de cuatro equipos "ultrafreezers" de "tope de gama", con una capacidad de 720 litros, que permiten almacenar 200.000 vacunas en cada caso. Agregó que esos refrigeradores permiten almacenar las dosis incluso a temperaturas más bajas que lo que requiere la de Pfizer/BioNTech, que es 70 grados bajo cero.

Cipriani dijo que estos equipos se esperan para fines de la semana próxima, para lo que se hizo acuerdo con el Ministerio de Defensa para disponer a un avión Hércules de la Fuerza Aérea, que tenía previsto volar a Alemania, pero ahora se modificó el destino hacia Estados Unidos por cambio de los equipos, ya que consiguieron un precio menor al de mercado.

El jerarca dijo que la Administración de Servicios de Salud del Estado tiene todo dispuesto para la vacunación, con 190 puestos en todo el país y personal especialmente capacitado. "Cuando nos vengan (las dosis) y nos de la orden, pasamos a vacunar de inmediato", dijo el jerarca.