Coronavirus: un tratamiento a base de anticuerpos de llamas muestra un “potencial significativo”

·2  min de lectura
Covid: la terapia inmunológica de llamas se muestra prometedora
Covid: la terapia inmunológica de llamas se muestra prometedora

Los tratamientos contra el Covid derivados de nanocuerpos de llamas volvió a encender la esperanza después de que los ensayos a partir de un animal de esa especie llamado Fifi en Gran Bretaña mostrara un “potencial significativo”.

Los nanocuerpos, versiones más pequeñas (de una cuarta parte) y simples que los anticuerpos, son producidos por llamas y camellos de forma natural en respuesta a la infección.

Desde su descubrimiento en el dromedario en 1989, los científicos entendieron que los nanocuerpos abrirían nuevas perspectivas en la ingeniería de anticuerpos.

“Parecía que estaban los Rolling Stones”: la intimidad del viaje de Angela Merkel a la Argentina en 2018

La apuesta de los especialistas es que una vez que la terapia se haya probado en humanos –hasta ahora hubo ensayos en roedores-, se pueda administrar como un aerosol nasal para tratar e incluso prevenir una infección temprana, publicó la cadena británica BBC.

Según el Public Health England, el tratamiento está entre los “agentes neutralizantes de SARS-CoV-2 más efectivos” que jamás había probado.

El profesor James Naismith, uno de los investigadores principales y director del Instituto Rosalind Franklin en Oxfordshire donde estudian a la llama Fifi, describió los nanocuerpos como “fantásticamente emocionantes”. Y explicó que los roedores infectados con coronavirus tratados con el nuevo aerosol nasal de nanocuerpos se recuperaron por completo en seis días.

Según explica BBC, la aparente eficacia de estos nanocuerpos proviene de la fuerza con la que los se unen al virus.

Angela Merkel empieza a despedirse: seis datos poco conocidos sobre la canciller alemana

Al igual que los anticuerpos humanos, los nanocuerpos específicos de virus se adhieren y se unen a virus y bacterias que invaden un cuerpo infectado. Esta unión esencialmente marca un virus invasor con una “bandera roja” inmune, para permitir que el resto del arsenal inmunológico del cuerpo lo apunte para su destrucción.

“El sistema inmunológico es tan maravilloso que todavía lo hace mejor que nosotros; la evolución es difícil de superar”, expresó Naismith.

En la Argentina

Un ensayo similar tuvo lugar el año pasado en la Argentina, el primero en América del Sur, cuando investigadores del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y del Conicet desarrollaron los nanoanticuerpos VHH provenientes de las llamas y los anticuerpos IgY, derivados de la yema de los huevos de gallina, con capacidad de neutralizar el coronavirus.

“Las moléculas de llamas representan una tecnología que permite administrar un producto farmacológicamente definido, un anticuerpo monoclonal recombinante, que podrá administrarse en forma de nebulización para prevenir o tratar la infección respiratoria, mientras que los anticuerpos IgY representan una terapia policlonal de aplicación tópica u oral”, señaló en octubre pasado Viviana Parreño, coordinadora científica de Incuita del INTA y responsable del proyecto junto a Itatí Ibañez, investigadora del Conicet.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.