Coronavirus. Toque de queda nocturno: cómo funciona en los países que lo aplicaron

LA NACION
·6  min de lectura

Las restricciones aumentan en varios países cuando el mundo supera los 85 millones de casos acumulados de coronavirus y los contagios no dan señales de ceder. Entre la batería de medidas disponibles para luchar contra la pandemia, el toque de queda nocturno es una de las más utilizadas por los gobiernos. De hecho, la Provincia de Buenos Aires está estudiando su implementación como una forma de frenar el incremento de infecciones diarias en plena temporada de verano.

A continuación, un recorrido por los principales países que implementaron un toque de queda nocturno para evitar las reuniones sociales y combatir el aumento de casos.

Tensión en Venezuela: la policía chavista rodea la casa de Juan GuaidóFrancia

El 2 de enero, Francia amplió la franja horaria de un toque de queda que rige desde el 15 de diciembre y tiene alcance nacional. Ahora se extiende desde las 18, y no desde las 20 como se había desarrollado en las últimas semanas, hasta las 6 para tratar de controlar las altas cifras de contagio.

"El toque de queda permite limitar las interacciones sociales que puede haber en el ámbito privado. Sabemos que es ahí donde el virus se expande más. Adelantando el toque de queda limitamos aún más los encuentros", dijo el portavoz del Gobierno, Gabriel Attal.

Reino Unidos

En Reino Unido, donde los bares y restaurantes debían dejar de servir a los comensales entre las 18 y las 22 según la zona, el primer ministro Boris Johnson anunció anoche una nueva cuarentena total para combatir la pandemia frente al auge de una nueva cepa de coronavirus más contagiosa que incluirá el cierre de las escuelas.

El mandatario detalló que ante el "riesgo de que los servicios de sanidad se vean superados", los ciudadanos deberán quedarse en casa salvo para cuestiones básicas a partir del miércoles y al menos hasta el 15 de febrero.

Ocho meses de cárcel para el empleado del palacio de Buckingham que le robó a la reina Isabel IIItalia

En Italia, donde las 20 regiones están divididas en tres zonas (verdes, naranjas y rojas, en función de la gravedad de la situación epidemiológica), el toque de queda está vigente desde el 6 de noviembre. Tiene alcance nacional, comienza a las 22 y termina a las 5, lapso en el que solo se puede circular por motivos de trabajo o salud debidamente justificados. El movimiento a domicilios particulares solo se permite de a dos personas, una vez por día entre las 7 y las 22 horas.

Los centros comerciales también permanecen cerrados durante el fin de semana y los días feriados y el transporte público solo circula con el 50% de la capacidad total de pasajeros.

España

Luego de las fiestas, varias comunidades autónomas de España han puesto sobre la mesa del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la posibilidad de endurecer las medidas para frenar el ritmo de contagio de coronavirus. Entre estas nuevas restricciones se podría adelantar el toque de queda implantado que comienza a las 23 y finaliza a las 6 de la mañana. La medida varía según la comunidad, y cada municipio tiene la potestad de adelantarlo o atrasarlo una hora.

Por otra parte, también se estaría barajando cerrar grandes superficies y solo abrir los comercios de menos 400 metros. Además, se limitaría al 30% el aforo máximo en el interior de los bares.

Alemania

Entretanto, la gran mayoría de los alemanes está a favor de prolongar el confinamiento a fin de contener la pandemia del coronavirus. En una encuesta realizada por el instituto de investigación de opiniones YouGov por encargo de Deutsche Presse-Agentur, casi dos tercios de los encuestados se han mostrado partidarios de mantener las restricciones más allá del 10 de enero, al menos con la misma dureza que hasta ahora.

Estados Unidos: cinco preguntas para entender por qué las elecciones al Senado en Georgia son importantes para Joe Biden

Ante la situación, el país ha ido más allá del toque de queda y decretó una cuarentena el 16 de diciembre, en la que solo se permiten las reuniones de hasta cinco personas provenientes de no más de dos hogares (excluye a los menores de 14 años).

Casi todos los comercios no esenciales permanecen cerrados, incluidos los restaurantes, hoteles, cafeterías e instituciones culturales que habían bajado sus persianas en noviembre.

Bélgica

Bélgica, uno de los países europeos más afectados por la pandemia del mundo, impuso un toque de queda a fines de octubre de medianoche a 5 en Flandes y de 22 a 6 en Valonia y la región de Bruselas Capital. Aunque el 27 de noviembre el primer ministro Alexander De Croo anunció el relajamiento de algunas medidas, que incluían un estricto confinamiento, el toque de queda y la prohibición de reunirse se mantienen.

Grecia

Las restricciones nacionales decretadas en Grecia por el coronavirus en octubre fueron extendidas hasta después de Navidad y Año Nuevo, como parte de un esfuerzo para contener la propagación de la enfermedad y aliviar la presión sobre el sistema de salud.

El vocero del gobierno, Stelios Petsas, dijo a principios de diciembre que el toque de queda nocturno que comienza a las 22, la prohibición de viajes entre regiones y el cierre de restaurantes, tribunales y escuelas regirá hasta el 7 de enero porque el confinamiento de un mes no redujo los casos a los niveles esperados.

Japón

En Japón, el Ejecutivo central evalúa la declaración del Estado de Emergencia que fue pedida por Tokio y tres prefecturas aledañas, ante el récord de contagios en estos lugares. Mientras se evalúa la posible medida, el Gobierno confirmó que le solicitará a la capital japonesa y a otras prefecturas fuertemente afectadas que los bares cierren a las 20 y dejen de servir alcohol a partir de las 19.

Venezuela

En América Latina, Venezuela se convirtió en el país más restrictivo con la entrada en vigor de la cuarentena radical. Desde el 4 y hasta el 10 de enero, debido al desarrollo epidemiológico de la Covid-19 durante el mes de diciembre, se ha decido reanudar el esquema 7+7.

Coronavirus: cómo China construye su versión del origen de la pandemia antes de la misión de la OMS

El método 7+7 ya se ha implantado varias veces en el país y consiste en guardar una semana de cuarentena radical y acto seguido siete días de flexibilización parcial. El objetivo es evitar que el número de contagios siga creciendo después de un mes de diciembre con cierta relajación de las medidas.

Durante esta semana solo estarán activos los siguientes sectores esenciales: salud, seguridad, telecomunicaciones, transporte y alimentación.

Chile

Mientras tanto, Chile amplió el toque de queda nocturno, como parte de las acciones del Gobierno chileno por contener la propagación de la pandemia en el territorio. La medida está vigente desde el 5 de noviembre, aunque anteayer decidió adelantar el horario de inicio desde las cero horas a las 22 y finaliza a las 5 de la mañana. El alcance es nacional e incluso en las comunas con más casos el horario se amplía a las 20.

En la franja horaria en que rige el toque de queda, ningún ciudadano puede salir de su domicilio. También se aplican cordones sanitarios y aduanas sanitarias.

Sudáfrica

Por su lado, Sudáfrica endureció las medidas contra el coronavirus el 28 de diciembre después de que el país informara más de 1 millón de infecciones desde que comenzó el brote en marzo.

En un discurso a nivel nacional, el presidente Cyril Ramaphosa anunció el cierre de todos los bares e impuso un toque de queda a partir de las 21 hasta las 6.

Agencias AFP, DPA y Reuters