Coronavirus: se terminó la racha del país que estuvo 253 días sin casos locales

LA NACION
·3  min de lectura

TAIPEI, Taiwán.- Las autoridades de Taiwán, que ha liderado el mundo en la contención del Covid-19, dijeron hoy que revertirían la llegad de vuelos extranjeros y endurecerían los requisitos de cuarentena para la tripulación después de identificar el primer caso transmitido localmente desde abril por un piloto de carga que voló rutas al extranjero, incluido a Estados Unidos.

Se dijo que el piloto, un neozelandés, ya estaba tosiendo durante su último vuelo pero no usó un tapabocas en todo momento, provocaron inmediatamente la consternación del público ya que rompieron el récord de la isla sin una transmisión doméstica. La racha de 253 días ha sido un motivo de orgullo para los 23 millones de habitantes de Taiwán y sus líderes.

Uruguay: una a una, todas las restricciones por el coronavirus

Funcionarios taiwaneses dijeron hoy que reducirían a la mitad los vuelos de pasajeros desde Londres a partir del miércoles porque temían la posibilidad de importar la nueva cepa viral más infecciosa que se ha extendido recientemente en Gran Bretaña. Los ciudadanos taiwaneses, mientras tanto, estaban furiosos por los controles laxos que rodean a los pilotos extranjeros y si un nuevo grupo de casos podría descarrilar las celebraciones públicas de Año Nuevo.

"Use bien sus tapabocas y no hagamos tonterías con esto ahora, especialmente cuando estamos en un período con una mutación que se transmite rápidamente", dijo hoy el ministro de Salud de Taiwán, Chen Shih-chung, mostrando un destello de frustración. "Necesitamos tener controles más estrictos para los pilotos. Nuestras medidas en realidad no se estaban implementando".

Casos recientes en Taiwán, China, Australia y otros lugares han subrayado lo fácil que es para el coronavirus recuperar un punto de apoyo incluso en lugares donde las autoridades de salud pública ya lo habían contenido mediante políticas de rastreo de contactos y aislamiento cuidadoso. Las autoridades han dirigido su atención recientemente a la tripulación aérea, a quienes a veces se les otorgan requisitos de cuarentena más relajados en comparación con los pasajeros porque necesitan volar con mucha frecuencia.

En Taiwán, por ejemplo, los pilotos que llegan son puestos en cuarentena durante tres días y la tripulación de cabina durante cinco. Las nuevas regulaciones, que podrían aumentar el período de aislamiento a los 14 días habituales para la mayoría de los viajeros, se anunciarán más adelante esta semana, prometió Chen. "Definitivamente vamos en la dirección de ser más estrictos", dijo.

En el caso más reciente de Taiwán, las autoridades creen que el piloto neozelandés, que normalmente tiene su base en Taiwán, regresó de un viaje a Estados Unidos el 4 de diciembre y luego conoció a una amiga, una mujer que trabajaba en Quanta Computer, fabricante de hardware, solo varios días después, entre el 8 y el 12 de diciembre. El piloto no informó de su encuentro con la mujer cuando se le preguntó y se descubrió solo cuando los rastreadores de contactos "investigaron sus movimientos", dijo el centro de control de epidemias de Taiwán sin dar detalles sobre su metodología de seguimiento.

El piloto podría recibir una multa de entre 2000 y 10000 dpolares por "rechazo, evasión u obstrucción en la investigación", dijo el centro.

Rusia: Putin promulga una ley que le permitirá ser senador de por vida

Los funcionarios taiwaneses, incluido el primer ministro Su Tseng-chang, instaron a los ciudadanos hoy a recordar usar tapabocas durante las celebraciones del Año Nuevo, pero no llegaron a cancelar ningún evento público. Casi nunca se usan tapabocas en los restaurantes, bares y clubes nocturnos repletos de Taiwán y se aplican de manera desigual en los concurridos centros comerciales.

Desde el inicio de la pandemia, Taiwán ha informado de un total de 771 casos y siete muertes.

The Washington Post