Coronavirus: Suecia mantiene su estrategia pese al rebrote

LA NACION
·2  min de lectura

ESTOCOLMO.- Suecia no cambiará su estrategia ante el coronavirus, a pesar del endurecimiento de recomendaciones y restricciones, afirmó hoy el primer ministro, ante un balance sanitario que no deja de empeorar.

"Puedo entender que uno pueda preguntarse: ¿'ha cambiado la estrategia'? No, es exactamente la misma estrategia, intentar limitar al máximo la propagación de la infección", declaró el primer ministro, Stefan Löfven, en una entrevista concedida a la televisión pública SVT.

"Pero está claro que en función de la situación, puede haber cambios", indicó.

Contrariamente a las medidas de disuasión impuestas en toda Europa,Suecia emite sólo "recomendaciones" a su población, sin confinamiento y hasta ahora con escasas medidas coercitivas.

Pero ante el aumento de casos y muertos desde el otoño, el gobierno endureció el tono a mediados de noviembre, en particular limitando los eventos con público a un máximo de ocho personas. Además, se invita a los suecos a mantener solamente contacto con su familia inmediata.

El saldo mortal del Covid-19 asciende a poco más de 8100 muertos.

Con 800 decesos por millón de habitantes, Suecia tiene mejores registros que países que aplicaron el confinamiento, como Italia, el Reino Unido o Francia, pero entre cuatro y diez veces peor que sus vecinos, Dinamarca, Noruega y Finlandia.

La aparición de una nueva cepa muy contagiosa de la epidemia en Reino Unido, que rápidamente cruzó fronteras hasta Dinamarca, llevó a Suecia a cerrar drásticamente la frontera con ambos países.

Por la nueva cepa, los británicos sienten un amargo anticipo del Brexit

Por el momento las autoridades no ordenan cierres de bares, restaurantes o comercios, pero el aforo será limitado a 4 personas como máximo por mesa en los restaurantes, y se recomienda portar mascarilla en los transportes públicos a partir de enero, entre otras medidas.

Agencia AFP