Coronavirus: un senador uruguayo quedó en cuarentena, y en la sesión lo reemplazó su mamá

LA NACION

MONTEVIDEO.- En el Senado de Uruguay se dio hoy una situación particular cuando un legislador no pudo asistir a la sesión por estar en cuarentena por la epidemia de coronavirus luego de un viaje al exterior, y su reemplazante en el recinto fue nada menos que su madre.

La cámara alta comenzó hoy la discusión de una ley de urgente consideración, que había ingresado el jueves al Parlamento, pero el senador oficialista Juan Sartori del Partido Nacional no podía asistir por haber regresado de Suiza hace diez días y estar obligado a mantener la cuarentena.

El empresario y senador volvió al país en uno de los vuelos que coordinó la cancillería como parte de la operación "Todos en casa", que ya repatrió más de 3000 uruguayos varados en el exterior desde que comenzó el brote.

En la lista del Partido Nacional, el primer suplente para Sartori es el senador Alem García, pero él tampoco podía concurrir, por lo que correspondía convocar a la segunda suplente, Rosina Piñeyro, la madre de Sartori.

Piñeyro es socióloga por la Universidad de la República, y se doctoró en sociología y ciencias humanas en La Sorbona de París (Francia).

En una entrevista con Revista Martes, en febrero de 2019, Alem García indicó que Piñeyro fue "compañera de (sector político) Por la Patria desde la época del histórico líder del Partido Nacional Wilson Ferreira Aldunate" (1919-1988).

"Rosina integraba el Centro de Estudios que fundó Wilson y a tal punto era una persona de confianza de Wilson que le encomendó que se encargara de toda la operatividad para llevar a la práctica su proyecto de descentralización y reordenamiento territorial, que fue emblemático de Wilson", agregó García al mismo medio.

Tras la asunción de Piñeyro, Sartori escribió en su cuenta de Twitter: "Como saben, estoy en cuarentena obligatoria hasta el jueves. Por eso hoy, Rosina Piñeyro asumió la banca. Sen. suplente electa por la 880. Dra. en Sociología y Ciencias Humanas. Trabajó en la ONU y en CELADU. Larga trayectoria con el wilsonismo. Y, además, es mi madre. Orgullo".

El País