Coronavirus en Santa Fe: Perotti anunció nuevas restricciones por redes sociales y provocó una protesta ciudadana

Germán de los Santos
El presidente Alberto Fernández junto al gobernador Omar Perotti en la tercera reunión de Gabinete Federal, en Rosario, Santa Fe, la semana pasada
Presidencia

ROSARIO.- A través de un video por la red social Youtube, el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, esperó hasta las 21.30 del domingo para anunciar las nuevas restricciones que regirán en la provincia, que se centran en la suspensión por una semana de las clases presenciales en los departamentos de Rosario y San Lorenzo, que son los que se encuentran bajo zonas definidas por el Ministerio de Salud de la Nación de “alarma epidemiológica y sanitaria” por el coronavirus.

Los fallos de la Justicia de la ciudad expusieron los acuerdos entre el macrismo y el PJ porteño

El atípico tipo de comunicación que eligió el gobernador sumado a las medidas anunciadas generaron desconcierto y protestas, tanto de grupos de padres y madres que se trasladaron antes del discurso frente a la casa de gobierno como los cacerolazos que se hicieron escuchar en el centro de Rosario luego de que escucharan el anuncio.

El contexto colaboró para que la bronca de muchos rosarinos se hiciera visible. El discurso de Perotti se hizo público en el medio del clásico entre Rosario Central y Newell’s, algo que en esta ciudad convulsiona los ánimos en tiempos “normales” y más aún en pandemia.

Hasta el viernes estuvo en duda la realización del partido. Las restricciones se anunciaron cuando miles de rosarinos estaban en las calles y luego del triunfo de Rosario Central los festejos se hicieron más multitudinarios. Los controles policiales se vieron desbordados.

En el gobierno de Santa Fe señalaron a LA NACION que hasta última hora del domingo estuvieron al mando de negociaciones con el Ministerio de Educación de la Nación y la jefatura de Gabinete para tratar de readecuar las medidas, pero no se consiguió. “Se buscó por todos los medios evitar la suspensión de la presencialidad en las escuelas. Pudimos acotarlo a una semana”, señalaron.

El Gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti celebró el lanzamiento de la nueva planta de biogás
El Gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti celebró el lanzamiento de la nueva planta de biogás


El Gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti celebró el lanzamiento de la nueva planta de biogás

Perotti aclaró que este año el gobierno de Santa Fe tuvo “vocación para que retornara la presencialidad en las escuelas”. “Más de 500 mil chicos nos quedaron desvinculados en la primera ola hasta que volvimos a dar clases en 160 lugares. Ese vínculo no se reestableció y por eso nos preparamos para ello”, advirtió.

El gobernador hizo hincapié fue en “la decisión política de vacunar a lo que hoy ya el 98 por ciento de los docentes nuestra la vocación de tener clases, de que ese vínculo irremplazable de la presencialidad en la relación del docente y el alumno particularmente se fortalezca, y es por eso que se va a rediscutir en Rosario y San Lorenzo, que es donde deberíamos suspender las clases”.

Santa Fe decidió adoptar las medidas restrictivas solo por una. La apuesta del gobierno de Santa Fe es que el escenario epidemiológico mejore en los próximos días para poder revertir la medida el 10 de mayo.

Mensaje a Cafiero

Perotti anunció que le envió una nota el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para que se revea la decisión de que Rosario y San Lorenzo hayan entrado en la zona de “alarma epidemiológica y sanitaria”. Por definición del decreto nacional son los grandes aglomerados urbanos, con más de 300 mil habitantes, donde la incidencia de los casos de Covid-19, entendida como el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por cada 100 mil habitantes, sea igual o superior a 500 y el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva supere el 80 por ciento.

“En Rosario y Santa Fe vamos a hacer una adhesión de las medidas de una sola semana, ahí podremos encontrar un análisis diferente, que debe surgir de algunos cambios, que tengamos un mayor número de camas y es allí donde estamos desplegando nuestro plan de contingencia”, sostuvo el gobernador.

El gobierno de Santa Fe estableció además que se cerrará la actividad comercial a partir de las 19, incluido el sector gastronómico. Y se prohibirá la circulación a partir de las 20.