Coronavirus: "Todavía no sabemos si nuestra vacuna proporciona protección contra la nueva variante", dijo BioNTech

LA NACION
·3  min de lectura

LONDRES.- El Reino Unido está aislado. Luego de que días atrás se identificara una nueva cepa del coronavirus en el país, un 70 por ciento más infecciosa que las ya registradas, varios gobiernos reaccionaron y cerraron sus fronteras para evitar la propagación. Mientras tanto, la segunda ola en toda Europa sigue causando estragos y la carrera por la vacuna avanza, con varias candidatas que ya se suministran en, por ejemplo, Estados Unidos y Rusia. En este marco, hoy desde BioNTech, que junto con el laboratorio Pfizer desarrollaron la primera vacuna autorizada a nivel internacional, dijeron que "son relativamente altas" las probabilidades de que las dosis que ya tienen funcionen frente a la nueva variante. Pero que, en caso contrario, en seis semanas podrían desarrollar otra específica contra la nueva cepa.

Qué dijo el embajador argentino en Reino Unido sobre la nueva cepa que preocupa al mundo

"Técnicamente somos capaces de suministrar una nueva vacuna en seis semanas", dijo Ugur Sahin, cofundador del laboratorio alemán. "La belleza de la tecnología del ARN mensajero es que podemos directamente empezar a concebir una vacuna que imita fielmente a la nueva mutación", agregó en una rueda de prensa, un día después de que la Unión Europea diera el visto bueno a su vacuna, que comenzará a aplicarse en los países miembro a partir del 27 de diciembre.

Sobre el fármaco que ya se está suministrando y cuyo uso está habilitado en 45 países, agregó: "En este momento no sabemos si nuestra vacuna también puede proporcionar protección contra esta nueva variante. Pero a nivel científico, es muy probable que la respuesta inmune de esta vacuna también pueda lidiar con las nuevas variantes del virus".

Sahin señaló que las proteínas de la variante británica coinciden en un 99% con las versiones más extendidas del virus y que por lo tanto BioNTech tiene "confianza científica" en que su vacuna será efectiva. "Pero sólo lo sabremos si se hace el experimento y necesitaremos unas dos semanas a partir de ahora para conseguir los datos. Las probabilidades de que nuestra vacuna funcione (..,) son relativamente altas", indicó y entonces fue que siguió y aseguró que si hubiera que ajustar la vacuna para la nueva variante, la compañía podría hacerlo en unas seis semanas. Eso sí, ante este panorama las autoridades reguladoras podrían tener que autorizar los cambios antes de utilizar el fármaco modificado.

Escasez

Ayer países de todo el mundo cerraron sus fronteras con Reino Unido debido a los temores sobre la cepa de altamente infecciosa, lo que causó un caos en los viajes y aumentó la probabilidad de una escasez de alimentos.

Luego de las fotos que se viralizaron y que muestran hileras de camiones varados en la frontera, llenos de mercadería pero sin autorización para entrar, el gobierno británico intenta en conversaciones con las autoridades francesas permitir la reanudación del tráfico.

"Estamos en conversaciones con nuestros homólogos franceses" y "encontraremos una solución", aseguró la ministra del Interior, Priti Patel, al canal Sky News. "Forma parte de la discusión" efectuar pruebas de diagnóstico en los puertos británicos antes de la salida, precisó.

Según Patel, unos 650 camiones están actualmente bloqueados en la autopista que va de Londres a Dover, el principal puerto británico en el Canal de la Mancha, cerrado al tráfico de salida desde el domingo por la noche. Otros 800 camiones están estacionados en un antiguo aeropuerto cercano.

Según la Organización Mundial de la Salud, la transmisión de esta nueva variante es entre un 40% y un 70% superior a las anteriores. Los científicos británicos que asesoran al gobierno señalaron por su parte una mayor transmisión en los niños en comparación con otras cepas y están trabajando en esta hipótesis para explicar su fuerte propagación.

Hasta el momento en Reino Unido se reportaron más de dos millones de infectados y más de 67.000 muertes.

Agencias AP y AFP