Coronavirus: ¿cuándo es necesario hisoparse o hacer aislamiento? Esto dicen los expertos

·5  min de lectura
En Rosario, una de las ciudades acorralada por la tercera ola, los casos se triplicaron en pocos días
Marcelo Manera

La Argentina no pudo evitar la tercera ola de coronavirus. Aunque durante meses, a diferencia de lo que ocurría en otros países de la región, se logró atenuar el efecto de la variante delta, la explosión de casos de fin de año demuestra que las nuevas variantes, sumada ómicron, provocaron un rebrote esperado. A pesar de las cifras crecientes, el repunte no parece ser más grave que los anteriores, pero revive viejos interrogantes del principio de la pandemia cuando la gente comenzó a convivir y a conocer el virus.

Las dudas se disparan en círculos familiares, de amigos o laborales después de las fiestas navideñas y los encuentros sociales de fin de año. Se multiplican los casos positivos, los contactos estrechos y las sospechas ante los síntomas más comunes que también pueden ser asociados a otras enfermedades o situaciones temporales. Por ejemplo, los cambios de temperatura o los virus escolares o de jardines maternales.

En este contexto, hay una pregunta que mucha gente se hace: ¿debo hisoparme si padezco solo un síntoma, como dolor de garganta, de cabeza o resfrío por más leve que se manifieste? Con un nuevo protocolo establecido ayer respecto de la reducción de días de para contactos estrechos, contagiados vacunados y positivos con enfermedad leve, los expertos consultados recomiendan, con ciertos matices, realizar un testeo para descartar Covid-19 o establecer las causas que provocaron ese síntoma.

Un verano atípico. Punta del Este, más selecta que nunca

Sobre todo aquellas personas que están vacunadas, que pueden hacer enfermedades leves, si aparece un solo síntoma es recomendable realizar la consulta. Si estuvo en contacto con un positivo y no se puede hisopar, se tiene que aislar hasta hisoparse. Los pequeños síntomas hay que tenerlos en cuenta, siempre asociarlo al hecho epidemiológico y si tuvo o no contacto estrecho”, sostiene el infectólogo Ricardo Teijeiro.

Los casos diarios en el país

El médico plantea una situación que puede ser habitual: “Si estás con dolor de garganta, más allá si fue por el aire acondicionado o no, ¿te reunirías con la familia o con los amigos sin saber si es Covid?”. Por eso Teijeiro refuerza la idea inicial. “Ante la presencia de síntomas la consulta hay que hacerla. Luego dependerá de la relación de la persona con el sistema sanitario, si tiene o no médico de cabecera o se atiende en un hospital público. Lo recomendable es que se acerque y los médicos les diremos, luego de una entrevista, si es necesario hacer un hisopado o no”, sostiene.

Testeos; hisopados; mar del plata; colas; ómicron; corobnaviirus; covid-19; sociedad; salud
Mauro V. Rizzi


En la rambla del Casino de Mar del Plata se realizan testeos gratuitos para los turistas que lo requieran (Mauro V. Rizzi/)

La presencia de un solo síntoma, en casos de coronavirus, no es muy habitual, de acuerdo a la infectóloga Elena Obieta que sostiene que, por lo general, la enfermedad llega con dos o tres manifestaciones corporales como el cansancio, la fatiga o el dolor muscular. “Hay que ir a testearse, con uno o más síntomas”, recomienda. Si el resultado del antígeno [menos preciso que un test PCR] da negativo quizá podría estar en aislamiento durante 48 horas y luego hacer un nuevo antígeno. Si tiene tos, por ejemplo, y el antígeno dio negativo, a ese paciente se le debe hace PCR. Si aparecen síntomas sin tener un contacto estrecho es porque hay circulación comunitaria”, detalla Obieta.

Vacunados en el país

Luego del fin de semana largo y la Navidad, los centros de testeos de la ciudad de Buenos Aires y las principales ciudades del país, cómo Córdoba, Rosario, Mar del Plata y Santa Fe, estuvieron al borde del colapso por la alta demanda. En muchos casos porque surgieron positivos y los grupos que compartieron los festejos acudieron a consultar por considerarse contactos estrechos, con o sin síntomas. “Si una persona tuvo contacto con un positivo en Navidad, al aire libre y sin barbijos, es considerada contacto estrecho. Debería mantener aislamiento durante siete días y estar atentos a los síntomas, aunque se podría hisopar al quinto o sexto día”, propone el infectólogo Eduardo López.

En cuanto a los síntomas, López explica que a la aparición de fiebre y tos se le debería prestar mayor atención. Otros síntomas más leves pueden dar hasta un día de respiro, y mantenerlos en observación en casa hasta determinar si surgen otros factores antes de hacer una consulta. “Los contactos estrechos no deben ir a hisoparse al otro día de confirmarse un positivo. Pero sí aislarse, especialmente, si hubo contacto estrecho o aparecieron tres o cuatro enfermos en el mismo grupo”, agrega.

La variable para hisoparse o no, con la aparición de un síntoma, es, para la infectóloga Leda Guzzi, la condición de contacto estrecho. “Si alguien tuvo vínculo con un caso positivo se debe hisopar, y en algunos casos se podría inducir que es positivo sin hacer un test. En cambio para una persona que no es contacto estrecho se necesitarían dos o más síntomas, que pueden ser vagos como un poco de cansancio, dolor de cabeza o de cuerpo, dolor de cabeza y garganta. La mayoría de las personas tienen más de un síntoma, aunque con un solo síntoma hay que prender la señal de alerta”, sostiene.

“Con un solo síntoma lo ideal es aislarte y ver cómo evoluciona el cuadro”, admite Guzzi.

Días después de Navidad en los hospitales porteños, como el Pirovano, se observaron largas colas de personas que esperaban por un hisopado
Fabían Marelli


Días después de Navidad en los hospitales porteños, como el Pirovano, se observaron largas colas de personas que esperaban por un hisopado (Fabían Marelli/)

Otras confusiones que se presentaron en las familias con niños en edad escolar, en el cierre del calendario educativo, son con los síntomas que aparecieron en los niños, habituales durante el resto del año, como cuadros febriles, tos y resfrío. “Si los niños tienen fiebre, hay que hisoparlos, sobre todo a los más chicos que no están vacunados”, dice Obieta, refiriéndose a los menores de tres años que, por el momento, están afuera de la campaña vacunación.

“El moco y la tos es mucho menos frecuente en el verano, por eso hisoparía a los menores que van al jardín o a la escuela y que están haciendo esos síntomas”, coincide López.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.