Coronavirus: el rey sueco Carlos XVI Gustavo manifestó que el enfoque del coronavirus "falló"

BBC Mundo
·2  min de lectura

El rey Carlos XVI Gustavo de Suecia describió al 2020 como un año "terrible" y aseguró que la estrategia nacional de su país contra el coronavirus fracasó.

Suecia fue ampliamente criticada por su enfoque poco ortodoxo para manejar la pandemia, confiando más en las pautas y sin el uso obligatorio de mascarillas. Con estas medidas, el país registró 350.000 casos y más de 7.800 muertes.

Coronavirus: anuncia que la vacunación en la Unión Europea comenzará el 27 de diciembre

En declaraciones con un programa de televisión que repasa el año con la familia real, Carlos XVI aclaró: "Creo que hemos fallado. Tenemos un gran número que murió y eso es terrible". Por otra parte, aseguró: "La gente de Suecia sufrió tremendamente en condiciones difíciles. Uno piensa en todos los miembros de la familia que no pudieron despedirse de sus familiares fallecidos. Creo que es una experiencia dura y traumática no poder dar un cálida despedida ".

Cuando se le preguntó si tenía miedo de infectarse con Covid-19, el rey, que tiene 74 años, dijo: "Últimamente, se ha sentido más obvio, se ha acercado más y más. Eso no es lo que quieres".

En lugar de depender de sanciones legales, Suecia apela al sentido de responsabilidad y al deber cívico de los ciudadanos, y solo emite recomendaciones. No hay sanciones si se ignoran. Por esto, nunca impuso un cierre nacional y la mayoría de las escuelas, bares y restaurantes permanecieron abiertos. Sin embargo, ahora comenzó a exigirle a algunas escuelas secundarias que pasen a la educación a distancia.

El epidemiólogo estatal, Anders Tegnell, explicó en noviembre que la estrategia se basaba en una combinación de medidas legales y voluntarias. En diálogo con la BBC expresó que esta era, en el contexto sueco, "la combinación que realmente creemos que es la mejor". Sin embargo, algunas medidas son vinculantes y están prohibidas las reuniones públicas de más de ocho personas.

Todos acuerdan con Pfizer, la Argentina con el Kremlin

Según un informe oficial publicado a principios de esta semana, la estrategia fracasó en su esfuerzo por proteger a los adultos mayores en hogares de ancianos, por lo que el gobierno admitió su responsabilidad. Más del 90% de las muertes relacionadas al coronavirus ocurrieron entre personas de 70 años o más, y casi la mitad de todos los decesos fueron en hogares de la tercera edad.

Estas estadísticas también señalaron que Suecia tiene una de las tasas de mortalidad por covid-19 per cápita más altas del mundo. Al mismo tiempo, el primer ministro Stefan Lofven exclamó que muchos expertos habían subestimado la segunda ola de la pandemia. "Creo que la mayoría en la profesión no vio llegar tal ola. En cambio, se habló de diferentes grupos", dijo en una entrevista con el diario Aftonbladet.