Coronavirus: con casi todo reservado para Año Nuevo, crece la presión en Búzios por el lockdown

LA NACION
·3  min de lectura
Búzios es uno de los destinos predilectos de los argentinos en Brasil
Fuente: Archivo

RÍO DE JANEIRO.- En medio del embrollo judicial que implica el regreso del lockdown en Búzios por el brote de coronavirus -que obliga a los turistas a abandonar el municipio con plazo que vence mañana-, crece la presión de comerciantes y del sector hotelero, que tiene casi un 90% de las habitaciones reservada para el Año Nuevo.

El último informe publicado por la Asociación de Hoteles del Estado (ABIH-RJ), Búzios se encuentra entre las cinco ciudades más buscadas de Brasilpor los turistas para la Nochebuena, a pesar de la pandemia. Según datos difundidos por la organización la semana pasada, al menos el 88,75% de las habitaciones de hotel y posadas de la ciudad ya están reservadas para la fecha, solo por detrás de Angra dos Reis (92,37%), Itatiaia/Penedo (90,17%). %) y Arraial do Cabo (90%).

Coronavirus: Rusia planea producir la Sputnik V "light", una vacuna de menor efectividad para vender al mundo

Pero no es solo la industria hotelera la que pide una suspensión del mandato judicial que prohíbe a los turistas ingresar a la ciudad de manera indefinida. En Internet, hay al menos cinco fiestas programadas para el Año Nuevo, con entradas a la venta. Los eventos se concentran en las playas Brava y Geribá, con entradas que pueden costar 3300 reales (unos 53.000 pesos).

Los hoteles y posadas de Búzios ya tienen muchas reservas para el Año Nuevo
Fuente: Archivo

La apelación del Ayuntamiento de Búzios contra la decisión judicial está siendo analizada por el juez Claudio Mello Tavares, presidente de la Corte de Justicia de Río de Janeiro, pero hasta el momento no se ha pronunciado.

Riesgos

Con siete familiares divididos en dos autos, la empleada públiica Graziela Santana, de 47 años, recorrió más de mil kilómetros desde Brasilia para pasar una semana en Búzios. Se enteró del encierro cuando estaba en el momento de Juiz de Fora, en Minas Gerais. Graziela dijo que decidió arriesgarse porque había reservado una casa a través de Airbnb. Y atravesó la barrera.

"Estábamos perdidos. Pensamos en ir a Arraial do Cabo o Cabo Frio, pero la anfitriona de la casa que alquilamos sugirió que esperáramos un día para ver si se revocaría la decisión", dijo.

En la Pousada Santa Fe, cerca de la Rua das Pedras, se mantuvieron las reservas. Un empleado dijo que está esperando ser notificado para suspender la operación: "Solo tuvimos una cancelación hoy".

Búzios, uno de los destinos más visitados por los turistas en el país, que ya recibe visitantes para fin de año, ingresó en encierro por orden de la Justicia tras la suba de los casos de Covid-19. La primera razón es obvia: el balneario, como otras regiones del estado, está presenciando un avance de la pandemia. En tan solo una semana se registraron más de 400 nuevos casos en la ciudad, lo que representa un crecimiento del 3775%. Pero eso no es todo. El segundo argumento de la Justicia es que el coronavirus amenaza muchas vidas en el municipio que ni siquiera cuenta con una cama de UCI para pacientes críticos, lo que expone un frágil sistema de salud a un Covid-19 que no da respiro.

Diario O Globo/GDA