Dimite el ministro de Agricultura de Dinamarca por el sacrificio de 15 millones de visones

LA NACION
·2  min de lectura

COPNHAGUE (AFP).- Bajo las críticas por su gestión de la crisis provocada al descubrirse una mutación del nuevo coronavirus en los visones de criadero, el ministro de Agricultura danés anunció esta semana su renuncia, reconociendo que hubo "errores".

Mogens Jensen admitió días antes, en particular, que la orden del gobierno de sacrificar a todos los visones en Dinamarca no tiene una base legal. "Considero que ya no cuento con el apoyo necesario de los partidos representados en el Parlamento", declaró ante la televisión pública DR. "Tengo que dimitir", añadió.

"Está claro que se han cometido errores en mi ministerio, y me responsabilizo por ellos", agregó cuando fueron publicados los resultados de una auditoría sobre estos hechos.

El 4 de noviembre, Dinamarca ordenó el sacrificio de todos los visones -entre 15 y 17 millones de ejemplares- tras descubrirse una mutación del coronavirus en estos mamíferos, transmisible a los humanos, que podría comprometer la eficacia de una futura vacuna.

No obstante, algunos criadores protestaron por el sacrificio de animales sanos, y la prensa local reveló que la ley no permite hacerlo fuera de las zonas donde se concentran aquellos que están enfermos, algo que el gobierno ha reconocido.

Buscando una solución a esta situación, después presentó un proyecto de ley para prohibir la cría de visones hasta 2022, pero su tanteo a ciegas y las disculpas no fueron convincentes, inclusive entre los miembros de izquierda del gobierno social-demócrata minoritario.

Para el líder de la oposición liberal, Jakob Ellemann-Jensen, "esto es sólo un comienzo". "El desarrollo de los acontecimientos debe ser examinado a fondo para determinar las responsabilidades del primer ministro", señaló a la agencia de noticias danesa Ritzau.

EN VÍDEO | Las mascarillas con válvula solo son efectivas para el que la usa

Más historias que te pueden interesar: