Coronavirus: el Reino Unido advierte que si no se respetan las medidas, los hospitales colapsarán en días

LA NACION
·3  min de lectura

LONDRES.- Más de ocho meses después de la primera ola de coronavirus, que golpeó al país con fuerza y en la que incluso el primer ministro, Boris Johnson, resultó infectado, hoy el Reino Unido vuelve a ser epicentro pero de la segunda ola de la pandemia: reporta en total más de 3 millones de enfermos, acaba de superar los 80.000 muertos y desde el gobierno estiman que en breve el sistema de salud podría colapsar.

A un par de semana del comienzo de la vacunación en el país, el segundo del mundo en comenzar a inocular a su población vulnerable después de Rusia, el Oficial Médico Jefe de Inglaterra, Chris Whitty, estimó que el sistema sanitario colapsará en tres semanas si los británicos no cumplen con las restricciones impuestas para reducir los contagios.

"Los cuatro jefes médicos de Reino Unido y el director médico del Sistema Nacional de Salud recomendaron por primera vez elevar el nivel de alerta a 5, el máximo. Esto significa que si no se toman medidas, existe riesgo de que nuestro servicio sanitario se vea superado en 21 días", advirtió en un artículo publicado en el diarioThe Sunday Times.

Whitty subrayó además que las actuales restricciones son "demasiado laxas" y no servirán para reducir los nuevos contagios si no se cumple la orden de "quedarse en casa". Por ello, considera que Reino Unido está en "el momento más grave" de la batalla contra el virus.

Los hospitales de Londres y todo el sureste de Inglaterra están sometidos a una presión sin precedentes debido a la aparición de una nueva cepa, mucho más contagiosa que la original. Desde el lunes, la crisis "ha emperado " y los hospitales enfrentan "la situación más peligrosa que nadie pueda recordar", según Whitty.

Si sigue la tendencia actual "seguirá aumentando el tiempo de atención hasta niveles peligrosos". "Los hospitales no tendrán sitio para redirigir los casos de urgencia y la ratio personal-pacientes será inaceptable incluso en cuidados intensivos. Habrá muertes evitables", indicó.

La curva

Según los últimos datos disponibles, Reino Unido registró otros 59.937 casos de Covid-19, lo que eleva el total desde el inicio de la pandemia a 3.017.409 contagios. En el país, el más golpeado de Europa, con 80.868 decesos (1035 de los cuales se produjeron en las últimas 24 horas), se dispararon las infecciones, al parecer a causa de una variante más contagiosa.

El martes, la Oficina nacional de estadísticas estimó que un habitante de Inglaterra de cada 50 se contagió del virus la semana pasada, y uno de cada 30 en Londres. El país, sometido a su tercer confinamiento, está inmerso en una "carrera contrarreloj", con los hospitales al borde de la saturación, para lograr vacunar antes de marzo a los mayores de 70 años, los cuidadores y las personas más vulnerables. Estos tres grupos, que equivaldrían a unos 15 millones de personas, pertenecen a la categoría de población en la que se registra el 88% de las muertes.

La campaña empezó a principios de diciembre y se están administrando los inmunizantes de BioNTech/Pfizer y el de AstraZeneca y la Universidad de Oxford. El viernes, el regulador sanitario británico autorizó una tercera vacuna, la del laboratorio estadounidense Moderna, aunque esta no empezará a utilizarse hasta la primavera.

Agencias DPA y AFP