Coronavirus: refuerzan controles en las playas, mientras una cifra enciende alarmas en Uruguay

LA NACION
·3  min de lectura
El primer fin de semana del año sumó turistas a las playas uruguayas.
Fuente: Archivo

MONTEVIDEO.- Al comenzar el 2021 las playas uruguayas se llenaron de turistas, el lugar preferido de los visitantes fue Punta del Este. Hay filas en paradores, vendedores en las playas y banderas que alertan aglomeraciones. Mientras los casos de coronavirus no bajan y la tasa de positividad marca un nuevo récord que enciende las alarmas de las autoridades uruguayas.

Lo diferente de este verano en Uruguay son los controles sanitarios por la pandemia y las banderas que alertan aglomeraciones desde las casetas de guardavidas en las playas de Maldonado. El primer sábado de 2021 mostró cambios en Punta del Este respecto de lo que venían siendo los últimos días de 2020, se pueden apreciar más turistas.

Greta Thunberg, con LA NACION: "Nadie es demasiado pequeño para marcar la diferencia"

La Prefectura realiza operativos en playas uruguayas para fomentar el acatamiento de los protocolos sanitarios. Controlan que todos los vendedores usen tapabocas en las playas, y hay filas en paradores debido a la toma de temperatura, y registro de nombre y teléfono de los visitantes.

Mientras hay un gran movimiento en las playas, ayer la tasa de positividad (la cantidad de test positivos sobre el total de realizados) subió de 9,49% a 13,66%, lo que implica un récord desde el inicio de la pandemia.

Para el ingeniero Andrés Ferragut, uno de los analistas de datos en el grupo de científicos que asesora al gobierno, la preocupación es la tendencia.

Dice Ferragut: "No hay un valor consensuado de seguridad. Si uno logra bajar el ratio de test positivos es porque está aumentando el testeo y no encuentra mayor cantidad de casos, lo que da una idea de que la foto está completa. Uruguay estuvo muy bien mientras estuvimos por debajo de 2%, por ejemplo, y es la zona a la que uno querría volver, idealmente bajando el número de casos positivos."

Coronavirus: cómo Israel se convirtió en líder mundial en la vacunación

Otro de los aspectos que muestra este indicador, de manera indirecta, es el de la transmisión comunitaria. "Que haya circulación comunitaria quiere decir que la estrategia de Testeo, Rastreo y Aislamiento (Tetris en inglés) no está siendo suficiente para apagar los focos que aparecen. Esto se empezó a ver en Montevideo en noviembre, cuando un brote llevaba a otro brote sin darte tiempo a aislarlo", explica Ferragut.

Hoy se reportaron en Uruguay 19.753 casos de infectados, 193 de muertos y 13.990 de recuperados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Es muy difícil hacer proyecciones en este momento porque hay muchos factores sociales que juegan: el acatamiento de las medidas impulsadas durante diciembre, las reuniones por las fiestas y la movilidad asociada a la temporada turística. Por eso estamos un poco a la expectativa a ver qué ocurre y ver dónde hay que poner el foco", dice Ferragut.

Marcelo Fiori, docente del Instituto de Matemática y Estadística de la Facultad de Ingeniería (Udelar) e integrante del grupo de movilidad del GACH, asegura: "Una vez que pasamos este umbral, no se puede volver con las mismas medidas con las que se mantenía la situación controlada, una cosa es lo que hacíamos entre abril y setiembre, con rastreo de contactos manteníamos la epidemia bajo control. Pero no podemos volver a esas mismas medidas".

Diario El País/GDA