Coronavirus: la recomendación de una cuarentena al llegar a EE.UU. genera confusión entre los viajeros

LA NACION
·6  min de lectura

WASHINGTON.- Según el decreto del flamante presidente Biden que entró en vigor el martes, a partir de ahora, quienes ingresen a Estados Unidos desde el extranjero -incluidos los estadounidenses que vuelven a su país- deberán cumplir con dos exigencias significativas: presentar una prueba de antígenos negativa en el aeropuerto de origen, antes de abordar su vuelo, y al llegar deberán cumplir durante siete días con los lineamientos de autoaislamiento de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC).

El gobierno dice que la medida apunta a impedir la entrada a Estados Unidos de variantes nuevas y más peligrosas del coronavirus. "Todo aquel que vuele a Estados Unidos desde otro país tendrá que testearse antes de partir, antes de subir al avión, y hacer cuarentena cuando llegue a Estados Unidos", explicó Biden al hablar de su decreto presidencial.

Coronavirus: por las demoras, el laboratorio Sanofi producirá 125 millones de vacunas de Pfizer para la Unión Europea

Si bien el primer requisito de la norma es claro -esté donde esté, el viajero tiene que conseguir testearse antes de abordar-, sigue sin quedar claro como piensan controlar que cumplan el autoaislamiento, y el lunes los CDC respondieron por email que la agencia no forzará el cumplimiento de sus lineamientos como norma. La Casa Blanca, mientras tanto, todavía no ha respondido a los pedidos de clarificar ese punto.

El propio gobierno ha manifestado que "al ingresar a Estados Unidos" los viajeros "tendrán que cumplir con el periodo de autoaislamiento recomendado"y ha solicitado sugerencias "sobre cómo implementar esta política".

El decreto presidencial del jueves pasado les requiere a las oficinas del gobierno federal -como el Departamento de Seguridad Interior y el Departamento de Salud y Servicios Humanos- que en menos de dos semanas presenten planes "que identifiquen las herramientas y mecanismos que tiene cada uno de esos organismos para ayudar a los viajeros a cumplir con las medidas".

Los actuales lineamientos de viaje de los CDC recomiendan siete días de autoaislamiento después de un viaje internacional, y testearse por coronavirus al promediar esa cuarentena. Para los viajeros que no logren testearse, la guía de los CDC recomienda que extiendan una cuarentena a 10 días.

Caitlin Shockey, portavoz de los CDC, respondió por email diciendo que los lineamientos actuales "no implican un autoaislamiento obligatorio" y que son "solo una recomendación". La agencia no se movilizará para hacer cumplir sus lineamientos como si fuesen una norma, y aclaró que "no hay una cuarentena federal obligatoria".

Las agencias de salud en naciones con bajas tasas de coronavirus, como Australia, Nueva Zelanda y partes de China, trabajan desde el comienzo de la pandemia con las fuerzas del orden para hacer cumplir la aislamiento en las instalaciones designadas para eso.

Los australianos que regresan a casa, por ejemplo, son aislados en "hoteles de cuarentena" monitoreados por las oficinas de salud provinciales y la policía; Taiwán viene utilizando el rastreo GPS de los celulares para controlar a las personas aisladas. Y según informó la BBC, los funcionarios del Reino Unido discuten actualmente la posibilidad de usar los hoteles de Inglaterra como instalaciones de cuarentena para los que ingresan al país.

¿Qué les espera a los viajeros que llegan a Estados Unidos desde el extranjero? Los expertos en viajes y los funcionarios dicen que la aplicación del autoaislamiento será complicada, pero que lo más seguro es exigir el cumplimiento de los lineamientos de los CDC.

Coronavirus: Perú confirma que la voluntaria que falleció había recibido el placebo y no la vacuna de Sinopharm

Un vocero del Departamento de Estado dijo que los viajeros estadounidenses "que deban viajar al extranjero" tienen que revisar los últimos requisitos de los CDC para los pasajeros que regresan por aire a Estados Unidos y cumplir con los testeos allí indicados.

La Asociación de Viajes de Estados Unidos, que nuclea a todos los componentes del sector, expresó en un comunicado que "el requisito de aislamiento obligatorio para los viajeros internacionales puede ser sumamente difícil de hacer cumplir" y calificó la medida como innecesaria, en función de los demás requisitos de testeo a los recién llegados.

En cuanto a las nuevas exigencias de testeo, sin embargo, los médicos dicen que Estados Unidos es uno de los pocos países que acepta las pruebas rápidas de antígenos, que son poco precisas, como pasaporte de ingreso. La mayoría de los países que requieren testeos solo aceptan los análisis PCR de laboratorio, que son un 20% más precisas que las pruebas rápidas.

En una rueda de prensa organizada el martes por el Departamento de Estado, el director de migración global de los CDC, Martin Cetron, dijo que serán las aerolíneas las que hagan cumplir el requisito de presentar un testeo negativo antes de abordar. Si una persona con pasaje para volar a Estados Unidos no presenta un resultado negativo en el aeropuerto extranjero, dijo Cetron, "la aerolínea debe denegarle el embarque" y los viajeros "podrían quedar varados de manera prolongada" en el extranjero.

El funcionario también señaló que "gran parte de esos controles de llegada son jurisdicción de las autoridades estatales y locales, y cada lugar puede tener sus recomendaciones específicas".

David Freedman, epidemiólogo de la Universidad de Alabama en Birmingham, que analiza las políticas de viaje destinadas a controlar la pandemia, dice que los resultados de las pruebas requeridas para la entrada suelen ser revisados por aerolíneas en el extranjero, antes del proceso de embarque, y que hasta ahora ningún organismo de Estados Unidos se ha ocupado de controlar el cumplimiento del aislamiento recomendado.

Polémica: China lanza una campaña de hisopados anales para detectar el coronavirus

La aplicación de la cuarentena, dice Freedman, puede ser una "tarea titánica y requerir muchos recursos". Hasta ahora, Estados Unidos no tenía un requisito general de cuarentena y aislamiento para los recién llegados, y en gran medida ha dejado esos lineamientos en manos de cada estado.

Nueva York, por ejemplo, requiere aislamiento o un testeo negativo al ingresar, y envía recordatorios de esas reglas por mensaje de texto a los viajeros que completan los formularios de salud requeridos para ingresar al estado por vía aérea. Debido a su ubicación remota, Hawái es el único estado que requiere y confirma los resultados negativos de la prueba de coronavirus antes de la entrada: el estado no acepta las pruebas de antígenos rápidas.

"Hasta ahora, Estados Unidos no había tenido cuarentenas obligatorias a nivel nacional", dice Freedman, y señala que la medida del nuevo gobierno de "exigir" el autoaislamiento de los recién llegados del extranjero, además del testeo previo al vuelo, "será mucho más eficaz para mantener alejadas las nuevas cepas, pero no reducirá los contagios a bordo".

The Washington Post

(Traducción de Jaime Arrambide)