Coronavirus: tras la rebelión en Búzios, la Justicia suspende el lockdown por el rebrote

Marcelo Silva de Sousa
·2  min de lectura

BÚZIOS- El Supremo Tribunal de Justicia de Río de Janeiro suspendió el viernes el lockdown en Búzios, luego de que un juez ordenara el cierre total y diera 72 horas a los turistas para dejar la ciudad debido a la suba de casos de coronavirus.

El presidente del tribunal, Claudio de Mello Tavares, dio lugar al pedido de la alcaldía, que el había apelado el fallo de primera instancia que ordenaba el cierre. Tavares resolvió que cabe al poder ejecutivo local tomar ese tipo de medidas restrictivas y además destacó la "grave lesión a la economía pública" que causaría el cierre total de Búzios.

Coronavirus. Jair Bolsonaro: "Qué imbéciles, idiotas, yo ya tengo los anticuerpos, ¿para qué darme la vacuna?"

La decisión trae algo de calma a los ciudadanos de Búzios, luego de dos días de protestas para intentar torcer el brazo de la Justicia. Entre el jueves y el mediodía del viernes, mientras regía el lockdown, muchos comercios y hospedajes se rebelaron e ignoraron las restricciones para funcionar normalmente.

El viernes decenas volvieron a cortar por más de una hora el principal acceso a la ciudad. La ciudad, cuyo corazón económico es el turismo, estuvo cerrada entre marzo y agosto y espera un alivio con la llegada de visitantes para las fiestas de fin de año.

"¡Búzios no va a parar! ¡Búzios no va a parar!", gritaba este mediodía Ricardo Samini, 65 años, un argentino que tiene una posada en la ciudad desde hace 30 años.

Búzios es uno de los destinos predilectos de los argentinos en Brasil
Fuente: Archivo

"¿Están esperando una rebelión? Estuvimos todo el año golpeados, desde el 15 de marzo cerrados. Necesitamos un poco de respiración", dijo fastiado el argentino, que protagonizaba uno de los cortes, poco antes de que fuera derrumbado el lockdown.

Samini debió vaciar los 12 cuartos de su posada, y comenzaba a lidiar con cancelaciones de turistas para el fin de semana. "Que pongan más fiscales en la playa, más personas controlando los accesos, pero que dejen a la poca gente que quiere venir en paz".

Búzios, ubicada en la región de los lagos a tres horas de la ciudad de Río de Janeiro, es uno de los principales destinos turísticos de la región y un lugar muy buscado para pasar las fiestas de fin de año.

La orden de cierre se debió a un avance en el número de infecciones de Covid-19. Según el último boletín epidemiológico municipal, desde el inicio de la pandemia la ciudad tuvo más de 2400 casos de coronavirus y 25 muertes confirmadas por la enfermedad. La calificación de "bandera roja" indicaba un riesgo muy alto de colapso de la atención médica.