Coronavirus: se ralentizan las vacunaciones de rutina y aumentan las enfermedades infantiles

·2  min de lectura
Vacunación infantil
Vacunación infantil

GINEBRA (Reuters).- Casi 23 millones de chicos no recibieron vacunas de rutina al largo del 2020 debido a la pandemia del coronavirus, la cifra más alta en más de una década, lo que provocó brotes de sarampión, poliomielitis y otras enfermedades prevenibles, según señalaron agencias de Naciones Unidas.

El sarampión, una de las enfermedades más contagiosas del mundo, puede ser fatal para los menores de cinco años, especialmente en países africanos y asiáticos con sistemas de salud débiles, según la Organización Mundial de la Salud.

La poliomielitis puede paralizar a un niño de por vida. La brecha en la cobertura mundial de vacunación ha creado una “tormenta perfecta”, dejando a más menores vulnerables a patógenos infecciosos en la medida que muchos países alivian las restricciones impuestas por el Covid-19, indicó la OMS y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) en un informe anual.

Vuelos al exterior: se fueron cuatro empresas, nueve cancelaron operaciones y temen un éxodo aéreo

Diez países, encabezados por India y Nigeria, representan la mayor parte de los 22,7 millones de niños que quedaron sin vacunar o sub vacunados contra la difteria, el tétanos y la tos ferina (DTP) en 2020: 3,7 millones más que en 2019 y la mayor cantidad desde 2009, indicó el reporte.

Se han registrado brotes “grandes y desestabilizadores” de sarampión en puntos críticos como Afganistán, Malí, Somalia y Yemen, agregó el texto. Unos 22,3 millones de niños no recibieron su primera dosis de la vacuna contra el sarampión el año pasado, aunque probablemente hubo una superposición sustancial con los que carecen de cobertura DTP, por la cobertura más baja contra la enfermedad desde 2010.

Comenzarán a distribuir en el país las Sputnik V de fabricación local

”La pandemia de Covid-19 ha provocado un retroceso importante en la vacunación infantil, lo que nos ha hecho retroceder más de una década”, indicó Kate O’Brien, directora de inmunización de la OMS, durante una conferencia de prensa.

Por su parte, el jefe de inmunización de UNICEF, Ephrem Lemango destacó que se ha visto un “aumento alarmante” de niños con “dosis cero” -los que no reciben ninguna vacuna-, cifra que aumentó a 17,1 millones el año pasado desde 13,6 millones.

Muchos viven en países o barrios marginales devastados por la guerra, agregó. Sesenta y seis países pospusieron al menos una campaña de inmunización contra enfermedades prevenibles, aunque algunos, incluido México, han comenzado programas de recuperación, según el informe.

”En 2021 tenemos potencialmente una tormenta perfecta a punto de suceder y no queremos llegar a esa tormenta perfecta para hacer sonar la alarma. Lo estamos haciendo ahora”, advirtió O’Brien al respecto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.