Coronavirus: quiénes deberán aplicarse la tercera dosis o el refuerzo de la vacuna

·3  min de lectura
En la Argentina, el 56,42% de la población ya recibió el esquema completo
En la Argentina, el 56,42% de la población ya recibió el esquema completo

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, anunció ayer que la Argentina se sumará a los países que ya comenzaron a aplicar la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19. A partir de diciembre, la próxima etapa de inmunización comprenderá a diferentes grupos que se irán sumando de acuerdo al riesgo que posean de contraer la enfermedad.

“A partir de diciembre se empezará con el refuerzo. Vamos a comenzar por el personal de salud y a avanzar escalonadamente como fuimos avanzando con nuestra campaña de vacunación. El año de los refuerzos en la Argentina será 2022″, sostuvo la ministra, que diferenció la aplicación de terceras dosis, que completan el esquema primario, y de refuerzos.

Inmunidad prolongada: cuál es la diferencia entre tercera dosis y refuerzo de la vacuna contra el Covid-19

Desde la cartera sanitaria explicaron que la dosis adicional se administra “luego de un esquema primario con el beneficio demostrado de una dosis extra (situación en adultos mayores con vacunas de virus inactivado)”. Mientras que una dosis de refuerzo, o booster, “se aplica luego de un esquema primario con respuesta inmunológica inicial suficiente, ya que es probable que la respuesta disminuya con el tiempo”.

En otras palabras, la tercera dosis complementa el esquema primario para ampliar la protección y el refuerzo, después de haber recibido el esquema primario recomendado, amplía la inmunidad en forma periódica.

¿Quiénes serán las personas que deberán aplicarse la tercera dosis o el refuerzo? Según explicó Vizzotti, la próxima etapa de inmunización comprenderá a personas inmunodeprimidas desde los 3 años, que hayan completado el esquema con cualquier vacuna, y a mayores de 50 años que recibieron dos dosis de Sinopharm. También involucrará al personal de salud por su exposición al coronavirus.

Conferencia de prensa de la ministra Carla Vizzotti y el ministro Matias Lammens
Conferencia de prensa de la ministra Carla Vizzotti y el ministro Matias Lammens


La ministra de Salud, Carla Vizzotti, anunció ayer que en diciembre comenzará la aplicación de dosis de refuerzo

El Ministerio de Salud deberá realizar un relevamiento para determinar cuál es la población objetivo para comenzar a aplicar las dosis de refuerzo. La administración de los componentes se debería resolver junto a las provincias en alguna sesión del Consejo Federal de Salud. Pero, de acuerdo con Vizzotti, entre las personas inmunodeprimidas y las inoculadas con Sinopharm serán aproximadamente 1.600.000 en total.

Se considera pacientes inmunodeprimidos a los que padecen alguna de las siguientes patologías o características:

  • Leucemia

  • VIH no controlado

  • Enfermedad genética

  • Cáncer

  • Receptores de trasplantes de órganos

  • Enfermedades reumáticas

  • Enfermedades inflamatorias

  • Enfermedades autoinmunes

  • Lupus

“Un calendario completo en un paciente normal incluye dos dosis. Pero en aquel con una enfermedad preexistente que hace que la vacuna no tenga una buena respuesta, por ser un adulto mayor o por tener un tratamiento inmunosupresor, requiere una tercera dosis. Ellos tienen inmunidad con las dos dosis, pero no logran el nivel que se pretende, por lo que se debe dar una tercera dosis”, explicó al respecto el infectólogo Ricardo Teijeiro.

“Las terceras dosis se aplicarán en aquellos individuos en los que la vacuna no respondió adecuadamente por alguna condición de salud como pacientes oncológicos, inmunodeprimidos o trasplantados. El refuerzo será para aquellos que tienen el plan completo y que tienen mayor riesgo, mayor exposición al virus con el virus, como los trabajadores de la salud”, amplió.

La vacunación en la Argentina

Chile y Uruguay (ambos aplicaron Coronavac, de virus inactivado), el Reino Unido, Francia, Alemania, Israel y Emiratos Arabes son algunos de los países que ya comenzaron a administrar dosis extras. “A los pacientes inmunodeprimidos se les caen más rápido los anticuerpos, tienen menos que los pacientes normales y la tercera dosis se dará para que los títulos de anticuerpos levanten más rápido, cualquiera sea la vacuna en general”, explicó el infectólogo Eduardo López.

“No significa que se debe dar todos los años, dependerá de lo que se llama la cinética de anticuerpos, la cantidad de tiempo que tardan en bajar los anticuerpos o cómo los anticuerpos pueden subir o bajar”, agregó.

Es decir, para las personas que no tienen condiciones de riesgo o mayor exposición al virus dependerá de la circulación epidemiológica del momento si se aplica o no una tercera dosis.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.