Coronavirus: el DNU con las nuevas restricciones pone énfasis en los mecanismos de control

·3  min de lectura
El presidente Alberto Fernández
El presidente Alberto Fernández

El gobierno nacional publicó el decreto de necesidad y urgencia (DNU) con las nuevas restricciones, que anunció ayer el presidente Alberto Fernández, para intentar frenar el incremento de contagios que provocó la segunda ola de coronavirus. En el texto, de 18 páginas, pone especial énfasis en los mecanismos de control.

Así, el Presidente dispuso que el Ministerio de Seguridad, a cargo de Sabina Frederic, “dispondrá en coordinación y en forma concurrente con sus pares de las jurisdicciones provinciales y de la Ciudad controles en rutas, vías de acceso, espacios públicos, y demás lugares estratégicos que determine, para garantizar el cumplimiento de lo dispuesto en el presente decreto y sus normas complementarias”. Además, les exige a los gobernadores “reforzar” la fiscalización del cumplimiento de las nuevas medidas.

El incumplimiento del DNU podrá ser reprimido con prisión de seis meses a dos años (artículo 205 de código penal). Además, se podría aplicar el artículo 239, que establece que será reprimido con prisión de quince días a un año, “el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquel o en virtud de una obligación legal”.

El DNU, que salió publicado en el Boletín Oficial, establece que a partir de las 0 de mañana no se podrá circular desde las 24 hasta las 6 en los 87 distritos que tienen indicadores sanitarios críticos, entre ellos la Ciudad de Buenos Aires, 44 intendencias del conurbano bonaerense y las capitales de Córdoba, Mendoza, Tucumán y San Juan.

En cuanto a la educación, se mantendrán las clases presenciales y las actividades educativas no escolares presenciales con los protocolos aprobados por las autoridades. Por su parte, los gobernadores provinciales y el jefe de gobierno porteño podrán suspender en forma temporaria las actividades y reiniciarlas, conforme a la evaluación del riesgo epidemiológico.

Como adelantó el jefe del Estado, el DNU suspende los viajes grupales: esto incluye a los egresados, Jubilados, por estudio y competencias deportivas no oficiales. Además, prohíbe las reuniones sociales, “salvo para la asistencia de personas que requieran especiales cuidados”.

En las zonas no comprendidas entre las de “alto riesgo” epidemiológico, las reuniones sociales estarán habilitadas siempre que participen hasta 10 personas. El límite sube a 20 personas en espacios al aire libre. Como anticipó ayer Fernández, el DNU establece los parámetros sanitarios por los cuales un distrito será considerado de “Alto Riesgo Epidemiológico y Sanitario”.

En este punto, será definido “como el cociente entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados acumulados en los 14 días previos, sea superior a 1,20. También cuando el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días cada 100.000 habitantes 150.

Pese a lo que había anticipado hoy a la mañana en una entrevista, finalmente se mantuvo la decisión de mantener el 30 por ciento del aforo en lugares gastronómicos cerrados. Lo mismo para los eventos culturales, sociales, religiosos, y a los encuentros en cines, teatros y clubes.

“He pedido que en el DNU que prohibamos que se usen los lugares interiores del restorán y sólo se pueda comer al aire libre y con el mayor distanciamiento posible”, había anticipado el Presidente.

Por otra parte, el decreto dispone que se fomentará el teletrabajo para aquellos casos en los que la actividad laboral permita esta modalidad. En el supuesto de que la presencialidad sea requerida por el empleador, salvo los casos de excepción, deberá garantizar el traslado de los trabajadores sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros.

A la vez que interrumpe por tres semanas la actividad para casinos, bingos, discotecas y salones de fiestas.