Cumbre. Reforzar controles, el pedido de Alberto Fernández para Larreta, Kicillof y otros gobernadores

Santiago Dapelo, Jaime Rosemberg
·4  min de lectura
El presidente Alberto Fernández, durante la reunión con 12 gobernadores por la situación epidemiológica
El presidente Alberto Fernández, durante la reunión con 12 gobernadores por la situación epidemiológica

Sin eufemismos, el presidente Alberto Fernández dejó en claro su postura: “Si estamos de acuerdo en restringir la circulación, me tienen que acompañar en el cumplimiento de las normas. Hay que reforzar los controles”. Entre los que lo escuchaban estaban el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, tras el enfrentamiento de las últimas semanas.

Mientras el gobierno nacional se encamina a anunciar las nuevas restricciones el viernes, ante doce mandatarios provinciales el Presidente sostuvo que la única forma para bajar el número diario de contagios es reducir la circulación. “Hay que ver cómo nos ayudamos para hacer cumplir las restricciones. No solo hay que cuidarse a la noche, hay que cuidarse de día”, manifestó Fernández, que estuvo acompañado por el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Y agregó: “El virus no sale a las 20, el virus está todo el día. Hay que recordar que los cuidados deben estar de día también, hay que hacer esa tarea docente con la sociedad. Está claro que hay un epicentro en el área metropolitana, pero hay alertas en varios lugares del país”.

El jefe de gobierno porteño, en tanto, reconoció que el distrito atraviesa una “meseta” de casos, con un promedio de 2700 nuevos contagios diarios, lo que obliga a reforzar las medidas para reducir ese número. “Es muy alta, lo que no es sostenible en el tiempo”, dijo el jefe de gobierno.

Correo Argentino: una auditoría oficial en Austria revela operaciones de Socma que desconocía la Justicia argentina

La reunión marcó el regreso del diálogo entre el Presidente y Rodríguez Larreta después de la tensión que atravesaron las últimas semanas y que incluyó una presentación ante la Corte Suprema por la suspensión de la presencialidad de los alumnos en las escuelas. En este punto, cerca del mandatario porteño resaltaron la necesidad de coordinar las medidas.

Según detallaron fuentes oficiales, Larreta destacó que las últimas medidas que tomó el jefe del Estado sirvieron para bajar la circulación en el transporte público y de particulares. “Estamos atentos y preocupados y vamos a reforzar las medidas. Estamos de acuerdo con todo lo que podamos hacer para restringir la movilidad”, aseguró el mandatario porteño.

En este punto destacó que se acordaron medidas con el ministerio de Seguridad, a cargo de Sabina Frederic, para cerrar 25 accesos a la Capital; además, se incrementarán los retenes.

En una línea parecida se pronunció Kicillof. “Las medidas que tomaste Alberto evitaron un desborde sanitario en el AMBA. Si seguimos en [esta] meseta es un desastre, hay que reducir los casos”, describió el gobernador bonaerense, quien contó que en el último mes se dio un crecimiento “exponencial” de casos y pidió “aplanar urgente la curva”.

Kicillof además defendió la interrupción de la presencialidad en los colegios. Según dijo, “las escuelas implican una movilidad muy grande, bajar la circulación implica bajar los contactos y los contagios”. Y añadió: “Hoy tenemos una urgencia: hay que liberar camas en los hospitales”.

Después de hablar con los 24 mandatarios, el Presidente se tomará mañana para terminar de definir la próxima etapa. Hasta el momento, según pudo saber LA NACION, no habría modificaciones significativas sobre las actuales restricciones, sino una mayor presión para su cumplimiento efectivo.

Uno de los puntos en discusión que aún no se resolvió es la presencialidad de los alumnos. Entre las opciones que están en la mesa se destaca la posibilidad de avanzar con el regreso administrado en la Ciudad y los 40 municipios del Gran Buenos Aires. Según lo que estableció el consejo nacional de educación, para el retorno a las aulas tendrán prioridad los niños de sala de cinco, el primer ciclo de primaria, que incluye primero, segundo y tercer grado, y el último año de secundario.

Así, sin reunión a solas, Alberto Fernández volvió a juntar a Kicillof y Rodríguez Larreta a las conversaciones previas a las inevitables nuevas medidas restrictivas contra el coronavirus que regirán a partir del próximo sábado. Al igual que lo hizo ayer con 12 mandatarios provinciales, la mayoría de ellos del norte del país, el Presidente analizó las eventuales medidas.

Hoy, participaron del encuentro Mariano Arcioni (Chubut), Juan Schiaretti, (Córdoba), Sergio Ziliotto (La Pampa), Rodolfo Suárez (Mendoza), Omar Gutiérrez (Neuquén), Arabela Carreras (Río Negro), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Omar Perotti (Santa Fe) y Gustavo Melella (Tierra del Fuego).

Por su parte, el mandatario cordobés trazó un panorama complicado en el distrito. “El virus va a llegar y vamos a estar complicados. Estamos en meseta alta para la llegada del invierno. Agradezco Alberto que trabajemos juntos, a todo el gobierno nacional, vamos tocando la sinfonía con las particularidades que tiene cada región”, dijo Schiaretti.

Uno de los que también se mostró muy preocupado por la actual situación fue Perotti. El santafecino detalló que el 86% de las camas de terapia intensiva están ocupadas y que ya se superó el pico del año pasado. “Suspendimos cirugías, desde las 21 no tenemos circulación”, sostuvo y, como dato de color, propuso al Presidente “liberar la transmisión del clásico entre Newells y Central para no generar circulación”.