Coronavirus: policías "bailaron" a vecinos que no cumplieron la cuarentena

Gabriel Di Nicola

El video, filmado supuestamente por un policía bonaerense, muestra como en medio de los controles para verificar el aislamiento social, sanitario y obligatorio para evitar la propagación del coronavirus Covid-19 , uniformados interceptan a siete hombres y, como si estuviesen en el servicio militar, los obligan a hacer flexiones de brazos y sentadillas.

Fuentes policiales y judiciales confirmaron a LA NACION que el hecho ocurrió en el barrio San Alberto, en Isidro Casanova, en La Matanza. Un fiscal especializado en violencia institucional tiene un expediente abierto como "averiguación de ilícito" y la Auditoría General de Asuntos Internos (AGAI) del Ministerio de Seguridad bonaerense abrió una investigación administrativa interna.

Según informaron fuentes del gobierno bonaerense, los dos policías que habrían intervenido en el hecho fueron identificados y desafectados del servicio. Se trata trata de dos integrantes de la Unidad de Prevención de Policía Local de La Matanza.

"Ahora van a bailar un ratito. Se dan la vuelta mirándome a mí. En cuclillas, con las manos en la nuca y saltando", ordenó un supuesto uniformado ante el intento de explicación de los infractores de la cuarentena.

Después, el mismo uniformado, mientras el grupo de hombres hacia flexiones de brazos preguntó: "¿Ahora se van a ir a sus casas?".

El hecho se viralizó en redes sociales y tomó intervención la AGAI. Además, el fiscal Fernando López, de la Ayudantía Fiscal de Delitos de Gravedad Institucional de La Matanza, abrió una causa por averiguación de delito.

Pero no fue el único caso de hechos de violencia institucional en medio de los controles de aislamiento. Tres gendarmes, que cumplían funciones en la villa 1-11-14 fueron pasados a disponibilidad después de que obligaran a dos hombres a hacer sentadillas con las manos en la nuca.

"Desde el Ministerio de Seguridad de la Nación se actuó de inmediato a través de la Subsecretaria de Control y Transparencia, quién solicitó el envío de las actuaciones correspondientes y el seguimiento de las mismas", afirmaron fuentes de la cartera conducida por Sabina Frederic.

Además, según las fuentes consultadas, en el Ministerio de Seguridad investigan otro presunto caso de abuso autoridad de gendarmes en Isidro Casanova.

Este hecho fue revelado el lunes pasado por LA NACION. Se trató de un mensaje falso y escalofriante difundido desde un móvil de la Gendarmería Nacional.

A tavés de los altoparlantes del patrullero propalaban un mensaje que "advertía" que durante toda la noche, y hasta las siete de la mañana, las calles quedarían "liberadas" para todo tipo de crimen , incluso el asesinato, y que hasta esa hora ninguna autoridad pública estaría disponible para frenar el desorden social.

El audio difundido por parlantes y desde una patrulla federal en las calles de Isidro Casanova es, en realidad, un extracto de la película La purga, una ficción distópica situada en un futuro próximo.

En La Pampa se abrió una investigación de oficio después de que la agencia de noticias comunitaria RedAacción publicara un tuit dónde se denunció que un joven que había salido a comprar pan fue herido con balas de goma.

"No hubo de denuncias pero se inició una investigación de oficio", dijeron a LA NACION fuentes judiciales.