Coronavirus: polémica frase del gobernador del Véneto sobre los chinos

Elisabetta Piqué

ROMA.- Como si no alcanzara con la inmensa preocupación y psicosis, el gobernador del Véneto, una de las regiones del norte de Italia más afectadas por el nuevo coronavirus, causó escándalo y un cortocircuito diplomático con China al afirmar que los chinos comen ratas vivas.

"Hemos visto todos los videos con personas que comen ratas vivas o este tipo de cosas", dijo ayer Luca Zaia en una entrevista televisiva que se volvió viral por esta frase "shock", por la cual el gobernador fue masacrado en las redes sociales y luego se vio obligado a pedir disculpas y desdecirse.

En la entrevista en cuestión, Zaia no esconde la clásica xenofobia de la Liga -su partido y el del exministro del Interior, Matteo Salvini- ni su convicción de que los italianos son superiores. "¿Sabe por qué nosotros después de una semana (de emergencia por coronavirus), tenemos 116 casos positivos, de los cuales 63 no tienen síntomas y están bien y sólo tenemos 28 en el hospital?", pregunta.

Acto seguido, ensalza la cultura de la higiene de los habitantes del Véneto, en especial y de los italianos, en general. "La higiene que tiene nuestro pueblo, los vénetos y los ciudadanos italianos, la formación cultural que tenemos, es la de hacernos una ducha, de lavarnos, lavarnos muy a menudo las manos, de un régimen de limpieza personal particular", indica. "También en la alimentación, (seguimos) normas idénticas, la heladera, las fechas de vencimiento de los alimentos... Todo esto también tiene que ver porque es un hecho cultural", explica. "Un hecho cultural -continúa- por el cual China ha pagado caro esta epidemia, porque todos hemos visto comer ratas vivas o cosas por el estilo".

Como era de esperar, sus palabras enseguida desataron una tormenta. Y la embajada de China en Italia enseguida reaccionó. "En un momento crucial como el actual, en el que China e Italia se encuentran codo a codo enfrentando la epidemia, un político italiano no se ahorró calumnias sobre el pueblo chino. Se trata de ofensas gratuitas que nos dejan atónitos", indicó la legación diplomática, que no ocultó la indignación de la superpotencia asiática.

"Nos consuela el hecho de que muchísimos amigos italianos no están de acuerdo con semejantes afirmaciones sino que, al contrario, las critican firmemente. Estamos convencidos de que las palabras de un sólo político no representan absolutamente el sentir de común del pueblo italiano, un pueblo civilizado y amigo", siguió. "El nuevo coronavirus es un enemigo común, que requiere de una respuesta común. En un momento tan díficil es necesario dejar de lado superbia y prejuicios y reforzar la comprensión y la cooperación, al fin de tutelar la seguridad y la salud común de la humanidad entera", concluyó.

Al darse cuenta de la metida de pata, Zaia más tarde dio marcha atrás e intentó decir que no había querido decir lo que dijo, que había sido malinterpretado, pero la verdad es que el video habla por sí sólo.

"Pido disculpas si herí la sensibilidad de alguien, fue una frase que salió mal", dijo el gobernador, que, como no podía ser de otra manera, fue duramente criticado tanto por colegas del antisistema Movimiento Cinco Estrellas, como del Partido Democrático, de centroizquierda, en este momento al frente del gobierno.

Según las nuevas cifras dadas hoy por el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli, en tanto, el número de contagiados por el Covid-19 subió a 1049, de los cuales el 52% se encuentra en aislamiento domiciliario, el 38% (401) internado con síntomas y el 10% (105), en terapia intensiva. El número de muertos, en tanto, ascendió a 29, ya que murieron 8 personas más (seis en Lombardia y dos en Emilia Romagna).