Coronavirus. Axel Kicillof tiene consenso de los intendentes para cerrar todo a partir de las 20

María José Lucesole
·4  min de lectura
14 de abril de 2021. El Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se reunió por videoconferencia con intendentes y autoridades del Banco Provincia.
Foto: Mariano Sanda
Mariano Sanda

LA PLATA.- El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se reunió con los intendentes de conurbano provincial para evaluar las nuevas restricciones para contener contagios del Covid-19. Hubo consenso mayoritario para cerrar la circulación desde las 20 hasta las seis de la mañana en los 66 distritos que están en peor situación epidemiológica. Algunos intendentes habían propuesto un toque de queda ampliado desde las 18.

“Tenemos que trabajar con todos los municipios para profundizar los controles y garantizar el cumplimiento de las medidas que se adopten, y para eso estamos construyendo nuevos instrumentos que permitan fortalecer el sistema de multas y sanciones”, anticipó Kicillof.

La situación ya es crítica en el AMBA. El Gobernador informó que el 71 por ciento de las camas de terapia intensiva están ocupadas . “El sector privado del sistema de salud ya está pasando una situación muy difícil y, si no hacemos algo pronto, no habrá nadie que pueda decir que tiene una cama de terapia intensiva asegurada”, advirtió Daniel Gollán, ministro de Salud provincial.

Axel Kicillof, Daniel Gollán y Nicolás Kreplak escuchan a Mario Secco
Axel Kicillof, Daniel Gollán y Nicolás Kreplak escuchan a Mario Secco


Axel Kicillof, Daniel Gollán y Nicolás Kreplak escuchan a Mario Secco

Una de las alternativas que llevaron los alcaldes fue cerrar todo a partir de las 18, para disminuir la circulación en una franja horaria más amplia.

“Los intendentes entendemos que las medidas anunciadas hasta ahora no son suficientes”, dijo a LA NACION el jefe comunal de Ituzaingó, Alberto Descalzo. “Casi todos distritos zona oeste y norte estamos al borde de que no nos alcancen las camas”, expresó

“Queremos achicar lo más posible la circulación. Estamos evaluando si alcanza con cerrar a las seis de la tarde, que es una de las propuestas”, dijo el jefe comunal, que ofició de vocero de sus pares de la primera sección electoral-.

“Está claro que el sector comercial no es donde hay más contagios. El problema está en la circulación de gente. Tenemos que evaluar todas las variables. ¿Qué pasa con el tránsito? ¿Qué pasa con el transporte? ¿Con las escuelas? Si no tomamos medidas nosotros las va a tomar el Covid ”, expresó Descalzo.

La prioridad de los intendentes es “tratar de sostener el trabajo”, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas, en las fábricas y en la construcción, para sostener la economía por tres semanas sin una ayuda para los sectores golpeados.

“Hay un sector del Gobierno y de los intendentes que cree que la presencialidad en las escuelas podría ser optativa” , informó uno de los alcaldes peronistas presentes en la reunión. Esta variante no tuvo fuerte consenso : en este momento solo el diez por ciento del transporte se usa para ir a las escuelas. Y los contagios alcanzan solo al 6 por ciento de la población escolar.

Pero hay municipios que ya enfrentan la rebelión de los gremios docentes, como Ensenada, donde los sindicatos tomaron el Palacio Municipal y ya hicieron 48 horas de paro. Kicillof recibió a los sindicatos docentes para evaluar si se reduce la presencialidad en los distritos de fase tres con mayor velocidad de contagio.

“Las clases están como está todo, en materia de conversación”, reconoció Teresa García, ministra de Gobierno bonaerense.

Dentro del gabinete pujan distintas corrientes sobre las medidas a adoptar en el corto plazo: el ministro de Seguridad, Sergio Berni, es uno de los que propone cierre total por tres semanas. El ministro de Salud también quiere un cierre fuerte. Pero el cierre total es una bala de plata que Kicillof no parece dispuesto a anticipar sin consenso con el gobierno de la ciudad y la Casa Rosada, dado que sin controles cruzados la medida no tendrá resultado.

El gobernador Axel Kicillof, acompañado del ministro de Salud, Daniel Gollán y el viceministro Nicolás Kreplak escucharon hoy a Juan Zabaleta, alcalde de Hurlingham.
El gobernador Axel Kicillof, acompañado del ministro de Salud, Daniel Gollán y el viceministro Nicolás Kreplak escucharon hoy a Juan Zabaleta, alcalde de Hurlingham.


El gobernador Axel Kicillof, acompañado del ministro de Salud, Daniel Gollán y el viceministro Nicolás Kreplak escucharon hoy a Juan Zabaleta, alcalde de Hurlingham.

Más cautos son los ministros de Hacienda y Finanzas, Pablo López, y de Producción, Ciencia y Tecnología, Augusto Costa, que bregan por sostener la actividad económica.

Costa recibió el año pasado fuertes críticas de sectores ligados al turismo, la gastronomía y los comercios, que recortaron más de un 30 por ciento su facturación, según informe de la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires.

“Se han reforzado las partidas destinadas a comedores escolares y asistencia para atenuar el impacto económico de las restricciones”, informó Kicillof a los alcaldes reunidos de manera virtual.

Los intendentes coincidieron en el pedido de medidas más fuertes para disminuir los contagios. Pero también piden un sistema de apoyo económico más fuerte, como el IFE y el ATP, para poder sostener los cierres en los sectores más castigados.

La Cámara de Empresarios Gastronómicos de La Plata informó que “el sector está en emergencia”, que “han cerrado más del 35 de las empresas” y que se perdieron miles de puestos de trabajo. “Necesitamos ayuda urgente”, agregó. En concreto, se solicitó ayuda económica a través de subsidios o créditos blandos, una nueva moratoria para pago de obligaciones fiscales del Estado nacional, la devolución de los saldos a favor de ingresos brutos, la eximición de pago de impuestos e intervención en los servicios públicos del Estado provincial y la eximición de pago de tasas municipales.