Coronavirus: la periodista china que informó desde Wuhan se enfrenta a cinco años de cárcel

LA NACION
·3  min de lectura

PEKÍN.- La antigua abogada china y actualmente periodista Zhang Zhan, detenida en mayo tras su cobertura de la pandemia de coronavirus en Wuhan, afronta una pena de cárcel de cinco años. Zhang, de 37 años, está acusada de "buscar pelea y crear problemas" -un cargo que se utiliza con frecuencia contra los disidentes en este país- y de difundir información falsa.

Zhang Zhan es lo que en China se conoce como periodista ciudadana, que informa de acontecimientos sin dedicarse profesionalmente a esa labor, sino más bien con vocación de justicia y transparencia.

Zhang, que se encuentra detenida en Shanghai, fue acusada formalmente en septiembre, pero ayer se ha dado a conocer el pliego de cargos contra ella. Según el documento, se la acusa de distribuir "información falsa mediante textos, videos y otros medios a través de redes sociales en Internet como WeChat (el WhatsApp chino), Twitter o YouTube".

También considera delito haber "aceptado entrevistas de los medios extranjeros Radio Free Asia (sufragada por el Gobierno de Estados Unidos) y el periódico Epoch Times (controlado por la secta Falun Gong)". Los fiscales piden para ella una pena de cuatro a cinco años de prisión.

Según la organización proderechos humanos Chinese Human Rights Defenders (CHRD), Zhang, quien ejercía el llamado periodismo ciudadano, había viajado a Wuhan a comienzos de febrero, cuando esa ciudad, el foco original de la pandemia, sufría las peores semanas de la enfermedad. Allí cubrió, a través de sus cuentas en redes sociales, los "arrestos de otros reporteros independientes y el acoso contra familias de víctimas que reclamaban que alguien rindiera cuentas".

Según CHRD, Zhang se declaró en huelga de hambre el 2 de septiembre, pero las autoridades del centro de detención donde se encuentra la alimentaron por la fuerza. Los abogados que han podido verla indican que se encuentra muy débil; uno de sus letrados no ha sido autorizado a representarla.

La antigua abogada ya había sido detenida en 2019 por su apoyo a las protestas en Hong Kong. Durante los tres meses que duró su arresto fue obligada dos veces a someterse a exámenes psiquiátricos, apunta la organización pro derechos humanos.

Además de Zhang, otros individuos que ejercían el periodismo ciudadano y que viajaron a Wuhan para cubrir la situación al comienzo de la pandemia también han sido detenidos este año. El antiguo abogado Chen Qiushi fue arrestado en enero y se encuentra bajo custodia policial, mientras que el exempresario Fan Bing, residente de Wuhan, desapareció varios días más tarde sin que se le haya vuelto a ver.

Otro periodista, Li Zehua, fue detenido en febrero y puesto en libertad en abril. Todos ellos documentaron en vídeos el caos, las muertes y las complicadas circunstancias en que los profesionales sanitarios respondieron al estallido de la pandemia de coronavirus en Wuhan.

Diario El País, SL