Coronavirus: Perú moviliza tropas a la frontera con Ecuador para frenar a migrantes indocumentados

LA NACION
·2  min de lectura

LIMA.- Mientras el país registra un fuerte aumento de contagios y muertes por la pandemia de coronavirus, el gobierno de Perú decidió este martes movilizar a tropas para "sellar" la frontera con Ecuador y frenar el ingreso de migrantes indocumentados, en especial venezolanos.

El desplazamiento de decenas de vehículos blindados con armas y soldados ocurre tras reportes de ingreso de venezolanos indocumentados, pese al cierre del cruce entre la región peruana de Tumbes con Ecuador y la denuncia de la oficina de migraciones de "mafias" de tráfico ilegal de personas en la zona.

Juan Fueyo: "Conseguiremos que este virus sea historia a mitad de año"

Hace casi dos semanas, los jefes militares de Perú y Ecuador se reunieron en Tumbes, ubicada unos 1270 kilómetros al norte de Lima, para coordinar acciones y mantener la frontera cerrada en prevención frente a la pandemia, según el gobierno peruano.

"La finalidad es sellar definitivamente la frontera y evitar el paso de migrantes ilegales", dijo desde Tumbes el general César Astudillo, jefe del comando conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú, a la estación de televisión por cable Canal N.

"El tema es que están trayendo y están contagiando con el virus a nuestra población", agregó el alto oficial militar.

La misteriosa vida del hombre más rico de Alemania

Perú, que endureció hace dos semanas algunas restricciones para enfrentar una segunda ola de la pandemia, tiene 1.102.795 infectados y 39.887 muertos por Covid-19, con hospitales al tope y dudas sobre la fecha de llegada de las vacunas al país.

Las imágenes de la televisión local muestran frecuentemente a hombres, mujeres y niños venezolanos en la caja de vehículos en tránsito luego de haber cruzado la frontera a pie por "trochas" -pasos ilegales- sin resguardo en Tumbes, la puerta de ingreso para migrar hacia Perú, Chile o la Argentina, según la policía peruana.

En Perú viven aproximadamente al menos 800.000 venezolanos que en su mayoría ingresaron en los últimos tres años, huyendo de la crisis humanitaria y económica en Venezuela, según la oficina local de migraciones hasta mediados del año pasado.

Este martes, a lo largo de la ribera izquierda del río Zarumilla, que marca la frontera entre Perú y Ecuador, se ubicaron más de 50 vehículos del Ejército peruano entre tanques, carros de combate, vehículos blindados y patrulleros, así como más de 1200 militares.

Su objetivo será vigilar hasta 30 pasos fronterizos clandestinos que han sido identificados como los más frecuentes utilizados por la inmigración ilegal.

El despliegue militar se realizó con la presencia en la zona de los ministros de Defensa, Nuria Esparch, y del Interior, José Elice, quienes realizaron un sobrevuelo por la línea de frontera.

Elice dijo que los efectivos militares permanecerán en la frontera "todo el tiempo que sea necesario" para evitar el ingreso de indocumentados.

Agencias Reuters y AFP