Coronavirus. “Le pedimos a la sociedad que acompañe las restricciones”, dijo Tomás Orduna, un infectólogo asesor del Gobierno

·3  min de lectura
Tomás Orduna, infectólogo
GCBA

“Lo que le estamos pidiendo a la sociedad es que acompañe las restricciones que ahora se han puesto, porque de lo contrario vienen otras seguramente más profundas donde tengamos por ahí que suspender todo a partir de las seis de la tarde”, delizó el médico asesor presidencial Tomás Orduna para Radio El Destape. Estas delcaraciones del sanitarista abrieron el juego a pensar que podrían llegar medidas más estrictas en el país para contener la segunda ola de coronavirus.

Sin embargo, el infectólogo del Hospital Muñiz aclaró a LA NACION que “las restricciones son las que están en el decreto del viernes” y añadió: “Por ahí, a mí me podría haber gustado a las 18, pero el Gobierno no dijo eso”.

Para El Destape, notificó que la administración del Frente de Todos tampoco baraja aplicar un toque de queda “porque es algo muy particular para la sociedad argentina” y para aquellos que vivieron la última dictadura militar, en la década del 70.

Coronavirus. La provincia de Buenos Aires no descarta tomar nuevas restricciones antes del 30 de abril

“Volvemos a que se produjeron restricciones, hay que acompañarlas para que dentro de siete días veamos si se estabiliza el número de casos por día y, dentro de dos semanas desde el 9, tendría que haber una curva francamente en descenso. De lo contrario, ahí van a venir las nuevas medidas, si no ocurre este descenso que en máximo dos semanas tenemos que poder ver bien graficado”, explicó Orduna y comentó que también es necesario el apoyo de los municipios para el refuerzo de los controles.

“Más allá de que pongamos más restricciones o de que hubiéramos parado todo a fase 1, ¿hoy hay capacidad general de la sociedad de quedarse en el mismo modo en que el año pasado, durante varias semanas, con un acompañamiento del 80% u 85%, que tenía que ver con la imagen incluso del Presidente? ¿Hay capacidad de hacerlo? Claro que hay”, consideró Orduna, quien sugirió mirar el modelo europeo. “Siempre se puede ir a la necesidad de tener que ir para atrás”, remarcó.

Coronavirus: Por la atención de otras patologías, las terapias intensivas tienen alta ocupación

Consultado sobre qué le hubiese parecido correcto hacer si las medidas solo contemplarían la cuestión epidemiológica y no lo económico, indicó que “posiblemente hubiera cerrado lugares de encuentro”. Dijo, a su vez, que en la reunión que mantuvieron con los representantes nacionales vieron con preocupación las aglomeraciones en los shoppings, mientras el país ya superó los 2,5 millones de contagiados desde el inicio de la pandemia.

Presencialidad en las aulas: las tres preocupaciones

Por otra parte, se refirió a una cuestión que ocupa la agenda de las familias: si se mantendrán las clases presenciales y por cuánto tiempo. “Adentro del colegio no parecería que es el problema”, refirió el especialista, en sintonía con lo manifestado por las autoridades sanitarias de la Nación, la Provincia y la Ciudad.

No obstante, indicó que en el encuentro se barajaron tres escenarios relacionados con lo “periescolar” [sic] que sí son riesgosos: el transporte, la entrada y salida de los establecimientos educativos y los encuentros entre los pequeños por fuera de las clases, donde se mezclan burbujas.

Otro día de caos en el centro: choferes de ómnibus de larga distancia bloquean la avenida 9 de Julio

“La presencialidad ha colocado en la vía pública y en la necesidad de uso de transporte público a cientos de miles de personas. Padres, madres, abuelos, hermanos mayores, aquellos que llevan más que todo a los niños de primaria. También, la necesidad de los alumnos en general, por ahí los de secundario que viajan solos también necesitan el transporte público”, describió.

Enfocados en la necesidad de fortalecer la prevención y los controles allí, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, recibió esta mañana al ministro de Transporte, Mario Meoni, y a su par de Salud, Carla Vizzotti, para analizar los pasos a seguir en ese aspecto.

Covid: qué dijo Johnson & Johnson tras el pedido de pausar el uso de su vacuna

“En el momento de entrada y salida de los pibes hay amontonamientos y muchos momentos de interacción entre personas. Cuando esto ocurre, como si estuviéramos en una reunión social, puede haber transmisión”, señaló Orduna y agregó: “Lo otro es cuando los chicos solicitan y terminan logrando que los padres los autoricen a juntarse cuatro pibes, en una casa toda la tarde, mezclando tres o cuatro o cinco burbujas”.