Coronavirus: el Papa envió ayuda a transexuales que se quedaron sin clientes

Elisabetta Piqué

ROMA.- En medio de los estragos económicos causados por el coronavirus , el Papa Francisco le envió ayuda a un grupo de transexuales latinoamericanos que se quedaron sin clientes, a través del limosnero papal, el cardenal polaco Konrad Krajewski.

La historia salió a la luz gracias a don Andrea Conocchia, párroco de la localidad litoral romana de Torvaianica, que le reveló a la agencia italiana adnkronos este nuevo gesto de generosidad de Francisco, que no es la primera vez que ayuda a transexuales.

"En el cúlmine de la emergencia coronavirus, para mi sorpresa llegaron a mi iglesia de la Beata Virgen de la Inmaculada un grupo de transexuales, casi todos latinoamericanos. Pedían ayuda porque con el Covid ya no tienen clientes en la calle", contó este sacerdote. Conocchia admitó que al principio quedó un poco estupefacto, pero enseguida también impactado por la religiosidad y solidaridad que hay en esta comunidad de transexuales, que comparte los gastos de alquiler e intenta ayudarse como puede. Tanto es así que no sólo pasó a darles ayuda económica, sino también, espiritual. Así, un día les dio la idea de escribirle una carta al Papa.

"Son personas de Perú, Colombia, y la Argentina que quieren mucho a Bergoglio, que tienen fe, uno de estos amigos hasta se arrodilló para rezar ante la Virgen, por lo que se me ocurrió decirles: 'Escribamos al Papa, él es de América Latina', nos escuchará, cuéntenles algo de ustedes, cómo viven, qué hacen, desde hace cuánto están aquí y así pueden pedir un auxilio", contó el párroco a la agencia Aleteia.

En las cartas, que fueron entregadas a Krajewski, los transexuales contaron sus historias, escribieron que solían rezar por el papa Francisco y pintaron corazones. "Lloraban por el dolor, por la vergüenza, por la marginación, la soledad y por las vidas que llevaban. Una de ellas le contó al Papa su enfermedad (seropositiva con HIV", detalló.

Poco después, apareció en Torvaianica con víveres y dinero el cardenal Krajewski, apodado "el Robin Hood" del Papa porque el año pasado infringió la ley al ayudar a restablecer la luz eléctrica en un edificio ocupado abusivamente por diversas familias y que suele salir de noche con una camioneta a repartir ayuda a los sin techo de Roma.

Conmovidos por la ayuda, a través de Krajewski los transexuales le enviaron al exarzobispo de Buenos Aires un mensaje vocal de agradecimiento, por supuesto en español.

"Es cierto que los hemos ayudado: Vengan a mí, todos ustedes, que están fatigados y oprimidos, y los refrescaré, dice Jesús. Es el Evangelio. Estas personas son seres humanos que tenían hambre. Y todos somos hijos de Dios", explicó Krajevski al Corriere della Sera.

Krajevski, llamado "don Corrado", incluso contó que, en medio de la crisis económica provocada por el coronavirus, ya desde otras parroquias le señalaron problemas similares, con prostitutas que ya no tienen más nada para comer. "Pido los datos bancarios de estas parroquias y les giro el dinero necesario. La caridad del Papa es para cualquiera que sufre. En Pascua le hemos llevado miles de paquetes a presos, entre los cuales había transexuales y prostitutas", contó el limosnero. "Mi tarea es ayudar a quien lo necesita y vaciar la cuenta para la caridad del Papa. Si está vacía, está bien y cuando se vacía, por suerte siempre hay benefactores que siguen donando", detalló.

No es la primera vez que el Papa expresa su cercanía a personas transexuales. Desde hace años, por ejemplo, respalda la obra que hace con travestis de Neuquén la monja argentina Mónica Astorga.