Coronavirus: el país que sorteó la pandemia sin confinamientos ahora evalúa la cuarentena

LA NACION
·2  min de lectura

SEÚL.- Las autoridades sanitarias de Corea del Sur advirtieron hoy a los ciudadanos que deben tomar seriamente las restricciones vigentes para combatir el coronavirus, en medio de un nuevo récord de más de 1000 contagios, mientras el país enfrenta la posibilidad de entrar en su primer confinamiento desde el comienzo de la pandemia.

Corea del Sur, considerada durante mucho tiempo un modelo de respuesta eficaz al Covid-19 pese a estar entre los primeros países afectados por el virus, logró evitar las estrictas medidas de bloqueo que se ven en otras partes del mundo, gracias en gran parte a una combinación de pruebas agresivas y técnicas sofisticadas de seguimiento y rastreo.

Coronavirus: alertan que el 20% de la población mundial no tendrá vacunas hasta 2022

Sin embargo, a medida que la pandemia sigue propagándose, la aparición de la llamada "tercera ola" empieza a complicar el rastreo de nuevos casos.

El Ministerio de Salud anunció hoy 1078 nuevos casos, la mayoría de transmisión local, el recuento diario más alto del país hasta el momento, lo que eleva el total nacional a 45.442, informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Unos 226 pacientes se encuentran en estado crítico, mientras que ayer hubo 12 muertes adicionales, lo que aumentó el total de decesos por el virus a 612.

Coronavirus. Los misterios que desvelan al mundo a un año del brote

Un funcionario del Ministerio de Salud, Yoon Tae-ho, instó a la población a seguir las medidas de distanciamiento social en el área metropolitana de Seúl, donde vive alrededor de la mitad de los 51 millones de habitantes del país.

Las autoridades estudian si aumentar las restricciones de distanciamiento social al nivel 3, el más alto, indicó Yoon. Eso podría implicar prohibir las reuniones de más de 10 personas, cerrar negocios no esenciales y requerir a las empresas que tengan a más empleados trabajando desde casa.

"El distanciamiento social de nivel 3 es la última y más fuerte medida que podemos tomar, que causaría daños generalizados a los trabajadores autónomos'', dijo Yoon. "Estamos escuchando las opiniones de expertos, incluidos los de las agencias del gobierno central y los gobiernos regionales (...) al mismo tiempo que estudiamos a fondo si aumentar las medidas''.

Seúl ahora solo tiene una cama de terapia intensiva disponible entre las dedicadas a la Covid-19 en la ciudad, advirtió el alcalde interino.

La ciudad sumará 18 camas para fin de año, dijeron las autoridades.

Agencia AP