El país que se ofrece para recibir a pacientes graves por Covid-19de otras partes del mundo

LA NACION
·2  min de lectura

AMADORA.- Austria tuvo una relación dispar con el coronavirus desde que comenzó la pandemia en marzo del año pasado. Durante los primeros meses se encontró entre los países que parecían mostrar casos de éxito. Frente a los 48,12 muertos por cada 100.000 habitantes que se registraban en su vecino Italia, el país marcaba 6,78. De hecho, por estos datos, se convirtió en uno de los primeros de Europa en levantar las restricciones. Luego con la segunda ola, se vio más afectado y causó que anunciara una estrategia más estricta. Hoy es obligatorio usar en tiendas y transporte público máscaras filtrantes parciales (no de tela ni caseros) y se extendió el confinamiento (el tercero decretado): hasta el 17 de febrero estarán cerradas todas las tiendas no esenciales y se restringirán las salidas de la gente fuera de sus casas.

En este marco, en la actualidad reporta más de 414.000 y 7700 muertos, con un sistema de salud lejos del desborde, lo cual lo llevó a un gesto solidario con uno de sus pares de Europa, más complicado por la crisis.

El canciller de Austria, el conservador Sebastian Kurz, anunció que ofreció a Portugal asumir a pacientes graves de coronavirus para aliviar su sistema sanitario. "La pandemia del coronavirus supone un desafío enorme para todos los países europeos. Es necesario que haya solidaridad europea para ayudar a salvar vidas humanas de forma rápida y sin burocracia", afirmó Kurz en una nota difundida por la Cancillería austriaca.

Además recordó que su país ya aceptó pacientes de cuidados intensivos procedentes de Francia, Italia y Montenegro. "Ahora también aceptaremos pacientes de cuidados intensivos de Portugal", indicó y agregó que los detalles serán acordados a través de contactos con el Ministerio de Sanidad luso.

Portugal informó ayer 12.435 casos adicionales de contagio y 293 muertes. En total, desde marzo, esta nación de unos diez millones de habitantes reportó 711.018 positivos y 12.179 fallecimientos por la pandemia. Según varios medios, en el país apenas quedarían apenas siete camas de cuidados intensivos disponibles.

Ante la explosión del número de muertes relacionadas con el Covid-19 durante la tercera ola en Portugal, los servicios están al borde de la saturación y redoblan la vigilancia en materia de seguridad sanitaria.

El país es actualmente el más afectado del mundo en proporción a su población. Hasta la fecha, el balance total de la pandemia asciende a más de 12.000 muertos, de los cuales casi la mitad fallecieron desde el comienzo del año, por lo que desde 15 de enero fue sometido a un segundo confinamiento general.

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) #LadyPepitas: Se niega a usar cubrebocas en una combi, "Cuando termine mis pepitas me lo pongo"