Coronavirus: el país con una altísima tasa de contagios y sorprendente letalidad

María del Pilar Castillo

Con 17.972 casos positivos de coronavirus, Qatar es el cuarto país con más enfermos per cápita del mundo, por encima de Italia, Gran Bretaña, España y Estados Unidos, naciones extremadamente golpeadas por la pandemia. En el pequeño Estado, ubicado en la costa nordeste de la península arábiga, las infecciones por millón de habitantes ascienden a 6238, una cifra que solo superan San Marino, El Vaticano y Andorra.

Sin embargo, el índice de letalidad de Qatar, que solo ha registrado 12 muertes por la Covid-19, se encuentra entre los más bajos del planeta: 0,06%.

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades del 6 de mayo

La baja mortalidad en la nación del Golfo, que detectó su primer caso de coronavirus el 27 de febrero, puede explicarse por una multiplicidad de factores. Para empezar, Qatar es el país más rico del mundo en términos de paridad de poder adquisitivo (PPA) per cápita con 128.702 dólares, según la última estimación de Forbes en 2018. De hecho, con grandes reservas de petróleo y gas natural, la monarquía absoluta ha liderado sostenidamente en los últimos años el ranking de riqueza. Esto le da una enorme ventaja a la hora de combatir la costosa crisis sanitaria porque le permite adquirir los kits de prueba necesarios y expandir las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) para evitar un colapso del sistema sanitario. Algo similar ocurre en otra naciones ricas como Singapur o Luxemburgo.

Así, la pequeña monarquía pertenece se ubica entre los países que más tests han realizado con 112.963 pruebas, o 39.209 por millón de habitantes, según el último recuento de Worldmeters.

Un sistema de salud de primer nivel

"Qatar tiene suficientes instalaciones de atención médica, suministros, y personal para hacer frente al número actual de pacientes con Covid-19 que requieren tratamiento intensivo y asistencia respiratoria avanzada", dijo el Dr. Ahmed al-Mohamed, presidente interino de las Unidades de Cuidados Intensivos de Hamad Medical Corporation (HMC), la semana pasada al periódico Gulf Times.

"El país está preparado si las cifras aumentan", afirmó el experto. "Casi hemos triplicado la capacidad total de camas del hospital, aumentando de 118 camas a 330. Y podemos aumentar aún más, a 560 camas (UCI y no UCI), mediante el uso de un hospital de campaña", agregó.

Entretanto, cinco hospitales y cuatro centros de salud adicionales fueron designados para tratar únicamente a pacientes con Covid-19 junto con un centro de aislamiento médico con una capacidad total de 12.500 camas, según informó la Agencia de Noticias de Qatar (QNA) el 29 de abril.

En las últimas tres décadas, Qatar ha construido uno de los sistemas de atención médica líderes del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCG), e incluso uno de los mejores en el mundo, indicó un nuevo estudio realizado por GS Health, la consultora de salud holandesa.

"Desde la década de 1990, Qatar ha logrado avances impresionantes en su sistema de atención médica, y la nación ahora se desempeña en varias áreas entre el 20% más alto del mundo, incluso en cuanto a la esperanza de vida, que aumentó de 75 a 78 años", dice el estudio.

Además, "la carga de morbilidad se ha reducido en un 40% desde 1990, en particular la carga de enfermedades transmisibles, cardiovasculares y respiratorias".

En cuanto a la "mortalidad aceptable", una de las medidas generales más relevantes del desempeño de la atención médica, Qatar ha obtenido resultados aún mayores, situándose justo detrás del grupo líder mundial y por encima del promedio del CCG.

Esto le ha permitido incluso brindar ayuda a otros países, como Irán, Argelia, Italia, Líbano, Túnez, Nepal, Rwanda y también a la Autoridad Nacional Palestina y a Gaza, a los que envió suministros médicos, según informó el jeque Mohammed bin Hamad al-Thani, hermano del emir de Qatar y funcionario del Ministerio de Salud, a la QNA.

Akbar Al Baker, CEO de Qatar Airways, dijo que además de ayudar a los países y gobiernos a repatriar a sus ciudadanos, "Qatar Airways está en una posición única para ofrecer asistencia humanitaria a personas de todo el mundo, y es nuestro deber contribuir donde sea posible.

"No solo estamos asegurando que los importadores puedan mantener suministros de productos frescos y productos farmacéuticos a través de nuestras operaciones de carga, sino que también hemos donado suministros médicos a países muy afectados", añadió.

Otra ventaja que posee Qatar para combatir el brote es su experiencia con el manejo de coronavirus anteriores. De hecho, es uno de los pocos países que aún cuenta con casos de síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS), una enfermedad respiratoria viral causada por un nuevo coronavirus (MERS-CoV), que se identificó por primera vez en Arabia Saudita en 2012.

El papel de los migrantes

La mayoría de las infecciones en Qatar son de trabajadores extranjeros. De hecho, los estados del Golfo son ampliamente criticados por su empleo de mano de obra migrante importada y barata para construir sus ambiciosas infraestructuras en vidrio, acero y piedra. Pero el jeque Tamim bin Hamad, el emir de Qatar, se ha anticipado y ha movido a su gobierno para proteger rápidamente a este grupo demográfico más vulnerable, evitando así un desastre humanitario durante la emergencia del coronavirus.

Lolwah Alkhater, vocero del gobierno, explicó a The Independent: "Los derechos humanos están en el centro de nuestras medidas de prevención y respuesta al brote de coronavirus. El gobierno está trabajando para garantizar que los salarios de los trabajadores se paguen en las fechas habituales y se satisfagan sus necesidades diarias mediante la distribución de kits de alimentos e higiene en coordinación con los ministerios locales y las ONG".

La ONG Qatar Charity ha desplegado operativos de campo en Doha para brindar asistencia a 151.000 migrantes a nivel local: 7000 comidas calientes al día para aquellos en áreas en cuarentena, 43.000 cajas de alimentos de emergencia a través de 22 embajadas, más kits de higiene y folletos que comunican buenas prácticas de higiene en nueve idiomas diferentes.

Sin embargo, el 15 de abril, el grupo de derechos humanos Amnistía Internacional denunció que Qatar detuvo a docenas de trabajadores migrantes y los expulsó ilegalmente en marzo después de decirles que los llevaban para ser examinados por el nuevo coronavirus.

Más aún, el diario The Guardian informó a fines de marzo que el campo más grande de Qatar para trabajadores migrantes se ha convertido en una "prisión virtual". La policía ha estado vigilando el perímetro dejando a miles de trabajadores atrapados en "campamentos miserables y abarrotados", donde el virus puede propagarse rápidamente.

Nadie ha podido entrar o salir, dijeron los trabajadores que viven en el área, muchos de los cuales habían estado trabajando en proyectos de infraestructura de la Copa Mundial de la FIFA 2022 y quienes describieron "una atmósfera de miedo e incertidumbre".

Medidas de confinamiento

En cuanto a las medidas de confinamiento, el 9 de marzo, el mismo día que Italia ordenó la cuarentena nacional, Qatar anunció el cierre de todas las escuelas y universidades hasta nuevo aviso e impuso la prohibición de viajar a 15 países: Bangladesh, China, Egipto, India, Irán, Irak, Italia, Líbano, Nepal, Pakistán, Filipinas, Corea del Sur, Sri Lanka, Siria y Tailandia. Luego extendió la medida a otros países como España, Francia y Alemania y unos días después decretó el cierre de restaurantes, cafeterías, bares.

Aún no está claro cuando el país levantará las restricciones. Sin embargo, el Dr. Abdul Latif Al Khal, vicepresidente de la Fuerza Nacional de Control de Brotes de Qatar, dijo en una entrevista a un canal de televisión regional que podría pasar mucho tiempo hasta que la nación retorne "a la normalidad".

"Hasta que se desarrolle una vacuna contra el coronavirus, los cambios realizados en nuestro estilo de vida deben continuar. No hay posibilidad de que Qatar regrese al estado anterior. Las restricciones deben continuar hasta que se invente la vacuna", señaló.