Coronavirus: la Organización Mundial de la Salud recomienda “no utilizar” la ivermectina para los pacientes contagiados

·4  min de lectura
Ivermectina
Ivermectina

GINEBRA.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó hoy “no utilizar la ivermectina” para los pacientes con Covid-19, excepto en los ensayos clínicos, según un comunicado de la organización.

La ivermectina es un medicamento antiparasitario de uso común que se promociona mucho en las redes sociales, pero según el grupo de expertos de la OMS, los datos de los estudios clínicos para medir su eficacia contra el Covid-19 no han dado resultados concluyentes.

“Nuestra recomendación es no utilizar la ivermectina para los pacientes con covid-19, independientemente del nivel de gravedad o de la duración de los síntomas”, dijo Janet Díaz, jefa del equipo de respuesta clínica al Covid-19 de la agencia de la ONU, en una rueda de prensa. Subrayó que la única excepción a esta recomendación, basada en el estado actual de la investigación, es para los ensayos clínicos.

Los expertos de la OMS extrajeron sus conclusiones de un total de 16 ensayos clínicos aleatorios con 2400 participantes, pero algunos de estos ensayos comparaban la ivermectina con otros medicamentos. El número de estudios que permiten comparar la ivermectina con el placebo “es mucho menor”, dijo el doctor Bram Rochwerg, investigador de la Universidad McMaster de Canadá y miembro del panel de la OMS que realizó la evaluación.

Tanto Díaz como Rochwerg dijeron que las recomendaciones son “vivas” y se actualizarán a medida que las nuevas investigaciones confirmen o amplíen el estado actual de los conocimientos. La recomendación de la OMS, la primera sobre la ivermectina, se suma a la de la Agencia Europea del Medicamento, que, al igual que la OMS, no recomienda su uso salvo en ensayos clínicos. Su homóloga estadounidense, la FDA, explica en su página web por qué no debe utilizarse la ivermectina.

Coronavirus: por qué no se aprueba el uso de ivermectina en el país

Esta recomendación corre el riesgo de provocar escepticismo y enfado entre los numerosos defensores de este medicamento de uso veterinario y humano, que se utiliza contra parásitos como la sarna, los piojos o los que provocan la oncocercosis. El éxito de este medicamento viene en particular de un estudio australiano publicado a principios de 2020 que observó una eficacia in vitro, es decir en el laboratorio, de la ivermectina sobre el Sars-CoV-2, el virus que provoca el Covid-19.

La ivermectina es barata y ya se utiliza a menudo en algunos países de América Latina, entre otros, y comparte algunas características con la hidroxicloroquina, que defienden ciertos médicos y personalidades políticas, a pesar de que su eficacia no ha sido demostrada y de que un importante ensayo clínico llegó a la conclusión de que no tiene ningún efecto.

En la Argentina

Antes de sacar al paciente del hospital, los médicos controlan su estado de salud y piden el consentimiento al internado y su familia
David Ramos


En la Argentina, a enero de este año, al menos cinco provincias habían informado que usaban ivermectina (David Ramos/)

En la Argentina, a enero de este año, al menos cinco provincias habían informado que usaban el producto en pacientes con Covid-19 o como profilaxis en el personal de salud: La Pampa, Misiones, Salta, Tucumán y Corrientes.

Por su parte, desde las autoridades sanitarias habían asegurado a LA NACION que no había indicaciones seguras y definidas, ya sea para la prevención o el tratamiento de Covid-19. En reuniones con representantes de sociedades científicas y especialistas que convocó el Ministerio de Salud de la Nación, no fue posible llegar a un consenso.

“Hasta ahora, solo demuestra tener efectividad para disminuir la carga viral. Pero no mostró aún una efectividad clínica. Hay dudas por la poca experiencia con dosis altas debido a una posible toxicidad”, habían aclarado fuentes de la cartera sanitaria.

Desde Anmat habían ratificado en febrero que la droga no está aprobada para la prescripción en casos de coronavirus. La Sociedad Argentina de Infectología (SADI) señala que, además de su acción antiparasitaria, la ivermectina es un potencial inhibidor de la replicación viral del SARS-CoV-2. Sin embargo, destacaba que “la evidencia disponible in vitro sugiere que para alcanzar niveles efectivos de ivermectina se necesitarían importantes aumentos y potencialmente tóxicos de la dosis” y que la evidencia científica en curso que evalúa su uso sola o combinada con otras drogas era hasta el momento “de muy baja calidad y no han reportado datos claros de eficacia clínica”.

Agencia AFP