Coronavirus. Segunda ola: Río de Janeiro se convierte en el epicentro del brote en Brasil

LA NACION
·3  min de lectura

RÍO DE JANEIRO.- El reciente aumento de muertes por Covid-19 en Brasil se debe principalmente a la gran cantidad de fallecimientos registrados en las ciudades de Río de Janeiro y San Pablo. La capital del estado de Río de Janeiro lidera el ránking de municipios que más muertes confirmaron por Covid-19 en las últimas dos semanas, con 565 muertes, lo que la convierte en el epicentro de la segunda ola de la pandemia en el país.

Entre las 20 ciudades que tuvieron más muertes en Brasil, otras dos se encuentran en la Región Metropolitana del estado de Río: Nova Iguaçu y São Gonçalo -esta última, implementó hace un mes nuevas medidas de aislamiento social-. Con 514 muertes en 14 días, San Pablo está justo detrás de Río. El informe, que se basó en datos recopilados hasta el lunes, fue realizado por el investigador Wesley Cota, de la Universidad Federal de Viçosa.

Coronavirus. Los misterios que desvelan al mundo a un año del brote

Después de Río y San Pablo, aparecen entre las grandes capitales con una alta tasa de mortalidad, Distrito Federal (donde está Brasilia) y Porto Alegre. El consorcio de medios de prensa -formado por O Globo, Extra, G1, Folha de S. Paulo, UOL y O Estado de S. Paulo, que recopila información de las secretarías estatales de salud- anunció que Brasil registró ayer 900 muertes por el nuevo coronavirus. Los datos muestran que 19 estados tuvieron un aumento en el total diario de muertes. Pero San Pablo y Río son el epicentro del Covid-19 en este momento. Juntas, las ciudades vecinas representan 1079 muertes en dos semanas, más que el total registrado en las 11 ciudades que las siguen en la lista de muertes.

Actualmente, considerando el estado de Río en su conjunto, existen tres regiones clasificadas como de "alto riesgo de transmisión" por las autoridades estatales de salud. La "bandera roja", según los indicadores de la Secretaría de Salud del Estado, indica la necesidad de la adopción de medidas sanitarias más estrictas, algunas de las cuales afectarían las actividades económicas, por lo que se han pospuesto. Pero la propagación del virus, intensificada por las aglomeraciones y el transporte público abarrotado, ya está ejerciendo presión sobre el suministro de camas, especialmente en las UCI.

Este martes, el estado de Río registró 147 muertes y 1457 nuevos casos de coronavirus, y llegó a un total de 391.350 infectados y 23.887 muertes desde el inicio de la pandemia, en marzo. Como resultado, el promedio aumenta a 2371 casos (un 5% menos de dos semanas), pero el número de muertes llega a 88 por día (un 21% más de dos semanas). El incremento, por encima del 15%, indica un posible escenario de crecimiento en contagio. Este martes, el Imperial College de Londres, en su publicación semanal sobre la situación epidemiológica mundial, proyecta que Brasil tendrá, a lo largo de esta semana, 5090 muertes por la enfermedad, un salto de 617 muertes respecto a la semana pasada, en perspectiva.

En el peor de los casos, la pérdida de vidas por Covid-19 podría llegar a 5620. En la última semana, la tasa de transmisión en el país, calculada por la universidad británica, fue de 1,13.

Brasil suma 6.974.258 de infectados por el coronavirus, con un promedio de más de 42.000 casos por día, y se prevé que este miércoles superará la marca de los 7 millones de casos positivos registrados.

Diario O Globo/GDA